¿QUÉ MÉTODO UTILIZAR EN LA ENSEÑANZA PARA LA EDUCACIÓN FÍSICA?

Autora: Milagros García Habernau

INTRODUCCIÓN

          Existe confusión terminológica por no haber una unidad de criterio entre autores para definir conceptos como “método”, “estrategia”; por eso se va  a hacer una aclaración según M.A. Delgado (92).

           “Método” y “estrategia” son dos términos que hacen referencia a los procedimientos utilizados para conseguir unos objetivos. Pero “método”, cuando nos referimos de forma general a la manera o modo de conducir la enseñanza, es un planteamiento general del proceso de enseñanza que define todos ellos: información inicial, agrupamientos, el protagonismo del profesor, utilización del material, tiempo de práctica, evaluación… El método engloba al estilo, que es el modo o forma que adoptan las relaciones didácticas entre los elementos personales del proceso educativo, tanto a nivel técnico y comunicativo como a nivel de organización de la clase y relaciones afectivas (mando directo, resolución de problemas, libre exploración, etc.).

           Las tendencias actuales en cuanto a métodos de enseñanza para la Educación Física se encuadran en las teorías del aprendizaje. En ellas podemos distinguir dos grupos:

           Teorías conexionistas: La primera tendencia es la reproducción de modelos, que arranca de las Teorías conductistas y neoconductistas de Skinner, Thorndige, Paulov, que explicaban el aprendizaje motor como el resultado de conexiones entre estímulo- respueta. En ellas se proponen unas enseñanzas en las que se minimizan las posibilidades de error, de forma que el alumno tenga un refuerzo positivo continuo. Centran su atención en el resultado. Se enmarcará la enseñanza con el método de instrucción directa.

          Teorías cognitivas: proponen una enseñanza mediante el ensayo error, centrando su atención en el proceso y no tanto en el resultado, ya que consideran que el error también enseña y hace a los sujetos más independientes. Se aproxima más al aprendizaje por descubrimiento.


 

DESARROLLO

          El método de instrucción directa y el aprendizaje por descubrimiento se van a explicar cada una de ellas en más profundidad.

  •  Instrucción directa:

          Según Sánchez Bañuelos, el profesor utiliza una instrucción directa cuando, ante la necesidad de enseñar la ejecución eficiente de determinadas tareas, proporciona al alumno una información directa, concretándole cómo debe realizar su ejecución Este método se basa en dos premisas fundamentales: La enseñanza de una solución fiable y bien definida al problema y la comunicación al alumno, por parte del profesor, de esa solución.

           La enseñanza mediante instrucción directa pone especial interés en los resultados, en detrimento del proceso, relacionándose más directamente con los métodos de aprendizaje “sin error”, siendo de gran utilidad en la enseñanza de los deportes.


          Una vez expuesta de forma teórica los fundamentos de la instrucción directa se va a tratar de reflexionar sobre sus ventajas e inconvenientes:

 Ventajas:

  • Es motivante para el alumno por lo que para él representa, asemejarse a un modelo, al que, en principio, respeta
  • Refuerza el papel del maestro
  • Es muy útil para el aprendizaje de gestos técnicos
  • Educar valores universales, no en valores humanos, etc

Inconvenientes:

  • Presupone que el maestro domina todas las disciplinas
  • Erige al profesor como protagonista de cada sesión, coartando la creatividad y las aplicaciones positivas que tiene la intervención del alumno activamente en el aula
  • Si el maestro falla el alumno fallará
  • No parece excesivamente útil para aprendizaje de gestos no técnicos

(Tres estilos participativos: facilita la labor del profesor, produce un aprendizaje más eficaz, implica más a los alumnos en el aprendizaje, mayor libertad al alumno hacia la independencia y la autonomía)


 

  • Enseñanza mediante la búsqueda:

          Es un método de enseñanza centrado en el alumno, contraponiéndose así a los métodos que se centran fundamentalmente en el profesor. Se da una mayor participación del alumno en la enseñanza, una mayor contribución a la individualización y emancipación del mismo.

             Básicamente consiste en que el profesor plantea un problema motor y no da la solución o estas son múltiples. Es, por tanto, el alumno el que, por medio de su experiencia y la práctica, debe encontrar la solución o una solución. Está basado en las teorías  cognitivistas  o constructivistas, vinculadas a las corrientes gestálticas que afirman que las cogniciones y percepciones del individuo acerca del entorno condicionan su conducta. Se centran en el proceso y proponen una E-A basada en el ensayo- error, considerando que el error también educa.


 Las ventajas que ofrece desde el punto de vista educativo son:

  • Establece una relación clara entre la actividad cognitiva y la actividad física.
  • Destaca los aspectos intelectuales de la actividad física
  • Concede al alumno capacidad de decisión.

          En general, diremos que realza la educación física en el contexto de una educación integral, que es una de las finalidades de la educación físi ca según José Maria Cagigal.


 

 En cuanto a los inconvenientes se puede citar:

  • Origina una resistencia inicial, como ocurre con todos los esquemas de actuación no habitual.
  • Al iniciarse la aplicación de este estilo de enseñanza, el profesor puede darse cuenta demasiado tarde de que la solución al problema es concebida de antemano o es imposible de encontrar, o que la actividad motriz es insuficiente, o simplemente que es difícil de evaluar los resultados con objetividad.

 

CONCLUSIÓN

          En definitiva, la instrucción directa y búsqueda deben plantearse como estrategias complementarias y no como excluyentes, dependiendo del tipo de actividad que planteemos.

           Proponer un modelo claro para que los alumnos lo imiten es muy necesario en ocasiones. Ya lo afirmaba Seybol en su obra fundamental Principios pedagógicos de la Educación Física: “ no se debe despreciar la fuerza formadora que subyace en la imitación de un modelo”       

           Por motivos de seguridad ( por ejemplo la voltereta),  por la exactitud en el visionado para la adquisición de una técnica concreta, por el tiempo que ahorra, cuando el descubrimiento se estanca o no llega, reproducir es útil y seguro, también los será el método de enseñanza mediante la búsqueda como se verá. El método de instrucción directa no es antipedagógico. Si explicamos a los niños- as la relación causa- efecto (si llevas la barbilla al pecho el cuello se pone curvo y ruedas mejor ) o él  verbaliza y nos devuelve la explicación, el método de instrucción directa es  más válido y superan el problema antes apuntado del aprendizaje memorístico.

           Contenidos en el currículo que aconsejen un aprendizaje mediante la instrucción directa  son los de salud corporal, rutinas, normas, medidas de seguridad y prevención de accidentes, dosificación, algunos de habilidades y destrezas como transportar, golpear, arrastrar, hábitos posturales, acondicionamiento físico así como las reglas y técnicas de juegos y predeportes.

             Otros bloques, como las actividades físicas artística- expresivas no se entenderían del todo por el método de instrucción directa (aunque esta si se podría utilizar para enseñar ritmos o algunas técnicas de expresión) ya que se trata precisamente de fomentar la riqueza expresiva y la creatividad de las niñas y los niños.

           Se trata de desarrollar en las clases de Educación Física en la primaria un gran abanico de movimientos que son innatos en el alumno  y que, si no florecen, es por la falta de oportunidades,  y los maestros de Educación Física hemos de  proporcionar ocasiones múltiples para que eso, el florecimiento motriz, suceda.  El desarrollo de las HMB, eje fundamental de nuestra acción práctica, no tiene sentido bajo la reproducción constante sino por medio de tareas que permiten al niño descubrir y explorar sus propios movimientos y posibilidades. Las distintas formas de saltar, girar, desplazarse, botar, lanzas, etc.

           Por lo tanto, insisto en que los métodos de instrucción directa y búsqueda, ambas son importantes y complementarias.

 


BIBLIOGRAFÍA:

  • Ana Maria Seybold (74): Principios pedagógico de la educación física. Buenos Aires: Kapelusz.
  • Contreras Jordan (98): Didáctica de la Educación física. Un enfoque constructivista. Barcelona: Editorial Inde.
  • Delgado, M.A. (92): Los estilos de enseñanza en la educación física. Propuesta para una reforma de la enseñanza. Ice de la Universidad de granada.
  • Mosston , Muska.(82): Enseñanza  de la Educación Física. Del comando al descubrimiento. Buenos Aires: Editorial paidós.
  • Sánchez Bañuelos (84): Bases para una didáctica de la educación física y el deporte. Madrid: Editorial gymnos.

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.