NIÑOS/AS CON TDAH: ¡ APRENDAMOS A VALORARLOS!

AUTORA: ALMA CANSECO MARTÍN

                   El TDAH es un trastorno neurobiológico de carácter crónico cuyas características principales son: déficit atencional, hiperactividad e impulsividad. Para conseguir una intervención adecuada, es imprescindible llevar a cabo una correcta evaluación para determinar un diagnóstico acertado. En su tratamiento juegan un papel muy importante, tanto familiares como profesionales educativos y sanitarios. El factor social es muy influyente en estos niños., ya que suelen tener una autoestima baja, y por lo tanto, una percepción negativa hacia ellos, puede afectarles negativamente.


 

1)    ¿ QUÉ ES EL TDAH?

El Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad es un trastorno neurobiológico de carácter crónico, sintomáticamente evolutivo y de probable transmisión genética que afecta entre 5% y un 10% de la población infantil, llegando incluso a la edad adulta en el 60 % de los casos. Está caracterizado por una dificultad de mantener la atención voluntaria frente a actividades, unido a una falta de control de impulsos.

Los síntomas nucleares del TDAH son: déficit de atención, hiperactividad e impulsividad.

Según la  Asociación Americana de Psiquiatría ( APA)  se pueden distinguir tres subgrupos:

a)   Predominan los síntomas de inatención.

b)    Predominan los síntomas de hiperactividad- impulsividad.

c)    Tienen los tres síntomas: inatención, hiperactividad, impulsividad.

Actualmente se desconocen cuáles son los factores específicos que originan la aparición de este trastorno, lo que sí se sabe es que son múltiples factores los influyentes ( factores genéticos, neuroquímicos y psicosociales).

2)    COMORBILIDAD:

Cuando se habla de TDAH es imposible no hablar de comorbilidad (presentación en un mismo individuo de dos o más trastornos).

Algunos de los trastornos que coexisten con el TDAH son:

  • Trastorno de conducta: negativista, desafiante, disocial. Los patrones más relevantes son los de agresividad, oposicionismo y conductas antisociales. Siempre que haya problemas de conducta tanto en casa como en el colegio, hay que intervenir con programas de modificación de conducta específicos.
  • Trastornos afectivos: Ansiedad y depresión. Esta relación tiene que ver posiblemente con el desarrollo de inseguridad y baja autoestima secundarios a sus conductas y a la relación con el entorno.
  • Trastorno de Tourette: Este síndrome se caracteriza por la presencia de tics de fuerte intensidad y sonidos guturales. Existe una mayor frecuencia de esta enfermedad en sujetos con TDAH, pues es la patología neurológica más asociada al trastorno.
  • Abuso de sustancias tóxicas: El TDAH es un factor de riesgo para el uso/abuso de drogas.
  • Trastornos del aprendizaje: Son muy frecuentes en niños con TDAH, ya que los problemas de atención dificultan un buen rendimiento escolar. Las dificultades se centran sobre todo en el acceso al léxico, la comprensión, las matemáticas y la escritura.
  • Trastornos del lenguaje: Son frecuentes incidiendo sobre todo en los trabajos lingüísticos, la poca adaptación del léxico a situaciones concretas y la escasa habilidad narrativa.

3)    EVALUACIÓN:

Un diagnóstico correcto y precoz es imprescindible tanto para un tratamiento efectivo, como para una pronta intervención, evitando así la posible comorbilidad.

En un primer momento suelen ser los padres y profesores quienes perciben anomalías en el comportamiento del niño, pero el diagnóstico debe ser realizado por profesionales médicos expertos en TDAH como son el neuropediatra, psiquiatra infantil y neurólogo.

El diagnóstico del TDAH se realiza en base a la clínica médica. Los criterios del DSM-IV y las descripciones clínicas y pautas para el diagnóstico del CIE-10 son los procedimientos más utilizados internacionalmente.

La evaluación de este complejo trastorno debe realizarse desde una perspectiva multiprofesional que aborde tanto la evaluación psicológica, educativa y médica:

Una vez realizada la evaluación y diagnosticado el TDAH, se pasa a la intervención, siendo el Tratamiento Multimodal el más eficaz de todos, puesto que conlleva la inclusión de padres, profesores, médicos y psicólogos en todos los niveles de la terapia.

4)    TRATAMIENTO:

El tratamiento del TDAH debe plantearse desde un enfoque multidisciplinar y multimodal. Debido al impacto que tiene este trastorno sobre las diferentes áreas de la vida del afectado, es necesario atender e intervenir sobre los aspectos cognitivos, conductuales, educativos, afectivos, familiares y sociales.

Los cuatro pilares que conforman el tratamiento multimodal del TDAH son los siguientes:

a)    TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO: Este tratamiento se presenta en dos formas: tratamiento con medicamentos psicoestimulantes y tratamiento con medicamentos no psicoestimulantes.

El “Metilfenidato´´ es el tratamiento farmacológico de elección para el TDAH. Es un fármaco estimulante que actúa bloqueando el transportador de la dopamina del espacio sináptico. Esto produce un aumento de la dopamina extracelular, proporcional al nivel de bloqueo del transportador, que se cree que es responsable de la mejora de los síntomas de este trastorno.

b)    TRATAMIENTO PSICOLÓGICO: Los estudios hablan de una mayor eficacia cuando se combina la medicación con la intervención psicológica, ya que ambos por sí solos no tienen un buen resultado.

La intervención psicoterapéutica atiende a los aspectos cognitivos, emocionales, afectivos, sociales y conductuales.

Los tratamientos psicoterapéuticos indicados para el TDAH son: Técnicas cognitivo- conductuales, técnicas de modificación de conducta, técnicas de manejo del estrés y la ansiedad, problemas asociados y comorbilidad, entrenamiento en habilidades sociales, programas de desarrollo personal, mediación.

            El tratamiento psicológico involucra tanto al niño con TDAH como a sus padres. De ahí que se desarrolle una terapia familiar e individual que ayude a paliar el estrés derivado de TDAH en casa; una psicoterapia conductual al niño para facilitarle su autocontrol y mejorar su autoestima y habilidades sociales; así como un entrenamiento a los padres que les capacite para controlar las conductas del niño y apoyarle en su desarrollo social, emocional y escolar.

c)    TRATAMIENTO PSICOPEDAGÓGICO E INTERVENCIÓN EDUCATIVA: La intervención psicopedagógica tiene como objetivo mejorar el rendimiento académico del niño en la escuela mediante la reeducación psicopedagógica y la intervención a través de adaptaciones curriculares, y reducir así los efectos negativos del trastorno en relación a su aprendizaje y competencia académica.

Implica la colaboración conjunta de los padres y profesores, así como la puesta en práctica en el aula de programas conductuales y de aprendizaje diseñados especialmente para niños con TDAH.

5)    CONCLUSIONES:

No podemos olvidar que el TDAH es un síndrome muy diverso, pero aun así, es muy importante que sepamos diferenciar claramente las dificultades específicas de cada niño, y de este modo, poder ofrecer una intervención individualizada correcta. Es así, como estos niños responderán sorprendentemente bien, incluso mejor de lo que esperamos.

            Un aspecto muy a tener en cuenta en este trastorno es su diagnóstico. Son muchos los trastornos comórbidos existentes, y en ocasiones una mala evaluación, puede llevarnos a un diagnóstico incorrecto. Nunca debemos olvidar, que un niño travieso y algo inquieto, no es un niño con TDAH. Actualmente, existe una gran tendencia a etiquetar a los niños como “hiperactivos´´. Esto supone un grave error, pues  el TDAH lleva aparejado otra serie de características que van más allá de que un niño sea algo travieso o inquieto.

            Otro aspecto que debo destacar, es la gran importancia de la formación en TDAH, tanto de padres como de profesores. Normalmente, son ellos los que detectan ciertas anomalías en el comportamiento del niño con este trastorno, pues son las personas que más tiempo pasan con ellos, bien en la escuela, o bien en casa. Es por ello, que es necesario que conozcan qué es el TDAH, cuáles son sus características, cómo deben actuar ellos, etc. Además, es también imprescindible la coordinación entre padres-maestros-profesionales sanitarios- niño con TDAH. Hay que tener en cuenta que una óptima intervención es como un sistema, en el que el funcionamiento de unos afecta al funcionamiento de los demás.

            Como maestra, considero que la participación activa por parte de los padres, es un factor imprescindible en la intervención con el niño con TDAH. Cuando nos encontramos con padres que colaboran con nosotros, podremos observar que los resultados obtenidos con el niño son muchos más satisfactorios que con aquéllos cuyos padres no se muestran participativos. Parece mentira que en los tiempos en los que vivimos aun existan padres que no quieren reconocer el diagnóstico de sus hijos, y no quieren colaborar en el proceso de intervención. Es muy triste, pero la realidad es que sí que existen estos casos.  El apoyo familiar es la base de toda intervención. Si esta base no existe, todo el sistema se balancea, y por lo tanto, el trabajo es más complicado.

¿ Por qué es necesario que los maestros se formen en TDAH? La respuesta está bastante clara. Los maestros pasan muchas horas con sus alumnos, y ellos son los encargados de ofrecerles una respuesta educativa adaptada a las necesidades de cada alumno. Por ello, todos los maestros que trabajen con alumnos con trastornos por déficit de atención e hiperactividad, deben conocer dicho trastorno, y saber actuar adecuadamente mediante las técnicas y estrategias oportunas. Al mismo tiempo, la coordinación entre todos los maestros que trabajan con estos niños, tienen que coordinarse, es decir; PT, AL, tutor/a, deben coordinarse entre ellos para intentar la consecución de los objetivos al final de curso, por parte del niño/a.

Existe un factor que afecta perjudicialmente a los niños con TDAH y que quiero destacar aquí, pues considero que a veces la“ ignorancia es muy sabia´´. Me refiero a la actitud que toman el resto de las personas ajenas a estos niños. Cuando un niño presenta dicho trastorno, hay personas que no lo entienden, y tampoco hacen el esfuerzo por entenderlo, sólo se limitan a juzgarle como “un niño muy malo, con el que sus hijos no deben juntarse porque son malas influencias´´.  Este factor social afecta negativa y directamente al niño. Nunca olvidemos que  son niños con problemas de motivación y de autoestima, y por lo tanto, este rechazo social no les ayuda a mejorar, al contrario, les perjudica totalmente.  Desde mi punto de vista, sería recomendable, que cuando en un aula exista algún caso de TDAH, se llevasen a cabo algunas sesiones para informar y formar a todos los padres, para que de este modo sean conscientes de que dicho niño no es que sea mala persona, sino que presenta un trastorno cuyas características le hacen tener un mal comportamiento ,y que por lo tanto, se debe aprender a respetar, e incluso a apoyarlo.

            Por lo tanto, y para concluir, es primordial trabajar la motivación y la autoestima de los niños/as con TDAH. No debemos contemplar el déficit desde un prisma negativo, sino todo lo contrario, debemos intentar de sacar el máximo partido de ellos, destacando las enormes posibilidades que estos niños presentan.

BIBLIOGRAFÍA:

CIE 10. Trastornos mentales y del comportamiento. Meditor, Madrid, 1994

DSM-IV. Diagnostic and statistical anual of mental disorders, 41 edition, APA, Washington, D.C, 1994.

GOBIERNO VASCO, DEPARTAMENTO DE EDUCACIÓN, UNIVERSIDADES E INVESTIGACIÓN. Guía de actuación con el alumnado con TDA-H. Vitoria, 2006.

FEAADAH. Federación Española de Asociaciones para la ayuda al Déficit de Atención e Hiperactividad. El niño con trastorno por déficit de atención y/o hiperactividad. Guía práctica para padres.

Soutullo, C. y Díez (2008). Manual de Diagnóstico y Tratamiento del TDAH. Ed. Médica Panamericana.

Barkley, R.A. and Murphy, K.R. (1998). Attention-Deficit Hyperactivity Disorder: A Clinical Workbook. New York: Guilford.

STILL ( Asociación Balear de padres con hijos con TDAH). Guía práctica con recomendaciones de actuación para los centros educativos en los casos de alumnos con TDAH.

Servicio de programas educativos y atención a la diversidad. Guía para la atención educativa del alumnado con TDAH. Consejería de educación, ciencia y tecnología. Mérida, 2004.

Martínez Martín, Mª A. y cols. (2013). Todo sobre el TDAH. Guía para la vida diaria. Avances y mejoras como labor de equipo. Ed. Altaria

Orjales Villar, I. Déficit de Atención con Hiperactividad. “Manual para padres y educadores”. (1999). Ed. CEPE.

Plan de acción en TDAH (PANDAH). Informe PANDAH. El TDAH en España. (2013).

Young, S., Fitzgerald, M. y Postma, M.J. (2013) Libro Blanco del TDAH. TDAH: hacer visible lo invisible.

Albert, J., López-Martína, S., Fernández-Jaénb, A. y Carretié, L.  (2008). Alteraciones emocionales en el trastorno por déficit de atención/hiperactividad: datos existentes y cuestiones abiertas. Revista de Neurología, 47(1),  39-45.

Bandura A. (1983). Principios de modificación de conducta. Salamanca: Ediciones Sígueme.

Crespo, N, Manghi, D., García, C. y Cáceres, P. 82007). Déficit de atención y comprensión de significados no literales: interpretación de actos de habla indirectos y frases hechas. Revista de Neurología; 44(2),  75-80.

López Villalobos J.A, y cols. (2008). Trastorno por déficit de atención con hiperactividad: orientaciones psicoeducativas para los padres. Revista Pediatría de Atención Primaria, 10(39).

Artigas- Pallarés, J  (2003). Comorbilidad en el trastorno por déficit de atención / hiperactividad. Revista Neurología 36 (supl 1): S68-S78

Alberto Espina y Asunción Ortego. “Guía práctica para los trastornos de déficit atencional con/sin hiperactividad”.

Dra. Ibone Olza Fernández. Unidad de Psiquiatría Infanto-Juvenil Junio 2010 “TDAH en prescolares”

Orjales Villa, I., Déficit de atención con hiperactividad. `Manual para padres y educadores`. Editorial CEPE. (1999)

Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional, Kairós, Barcelona, 1996.

Tierno, B.; Escaja, A.; (2011). Saber educar hoy. Guía para padres y educadores, Ediciones Planeta Madrid, S.A.

WEBGRAFÍA:

http://extension.missouri.edu/explorepdf/hesguide/humanrel/gh6115.pdf

http://www.marshfieldnewsherald.com/article/20120706/MNH04/207060367/Column-Caregivers-aid-early-childhood-brain-development

http://www.fundacioncadah.org/web/

http://laluzautismo.blogspot.com.es/2012/09/los-trastornos-del-lenguaje-en-ninos.html

http://www.tdahcaiesperanzadetriana.com/index.php/servicios/formacion/46-tdah-y-problemas-de-lenguaje

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.