FACTORES QUE CAUSAN EL FRACASO ESCOLAR

Autora: Milagros García Habernau

         Son muchos los factores que se consideran que pueden estar causando un bajo rendimiento escolar en casi todos los colegios. Antes de comenzar sería bueno tratar de aclarar el concepto de fracaso escolar.

          Actualmente oímos hablar mucho acerca de este verdadero problema, pero: ¿a qué es debido?, ¿es hoy un problema mayor que en otra época?, ¿cómo podemos combatirlo?…

          Cuando hablamos de fracaso escolar, en la mayoría de ocasiones, lo primero en lo que pensamos es en el niño; es él quien tiene el problema y debemos ayudarlo. Pero vista la situación desde un punto de vista más crítico debemos decir que el niño es quien sufre el problema, pero en realidad no lo provoca. Todo lo que gira alrededor de la vida escolar del alumno va a influir en su rendimiento y nosotros, los profesionales, debemos ser capaces de detectar qué esta pasando y poner remedio antes de que sea demasiado tarde. Es evidente que problemas puede sufrir: algún tipo de trastorno, enfermedad, alteración que le provoque una falta de atención, de comprensión… pero es la escuela quien debe esforzarse por buscar la forma de llegar a todos los alumnos y ofrecerle recursos según lo necesiten.

          Alrededor del alumno hay multitud de variables que van a influir en sus resultados académicos: el tipo de familia que tenga, su personalidad y forma de adaptarse al grupo, los profesores que tenga y su forma de trabajar, el interés o desinterés por los estudios… Es ahí donde podemos centrar nuestro trabajo: estudiar las causas para así poder combatirlas con mayor eficacia y mayor esperanza de éxito.

          Los factores implicados en el bajo rendimiento académico son:

  • Expectativas propias del niño ante su fracaso escolar
  • Falta de madurez
  • Promoción automática
  • Escasa interacción entre los alumnos y de los alumnos con el profesor
  • Escasa preparación técnica del profesor
  • Mala organización del aula
  • Origen social
  • Carencias ambientales
  • Metodología del profesor
  • Maestros inexpertos
  • Asignaturas que no están en los intereses de los alumnos
  • Desmotivación de alumnos
  • Desmotivación de profesores
  • Escolaridad obligatoria hasta los 16 años
  • Falta de preparación psicopedagógica de los profesores
  • Contenidos no ajustados
  • Tipo de evaluaciones inflexibles
  • Mala convivencia en el aula
  • Síndrome de Burnout del profesorado, que es en el que nos vamos a centrar.

             Para analizar este factor se utilizará un cuestionario: el MBI. Este “Cuestionario de Burnout de Maslach” es el instrumento más utilizado en todo el mundo, tiene una alta consistencia interna y una fiabilidad cercana al 0,9. Se trata de un inventario autoadministrado constituido por 22 ítems en forma de afirmaciones sobre los sentimientos y actitudes del profesional en su trabajo y hacia los clientes. El MBI: está conformado por las dimensiones de Cansancio Emocional (CE), Despersonalización (DP) y Realización Personal Reducida (RP).

          Para la evaluación del test de MBI debemos tener en cuenta los siguientes criterios (como explicamos anteriormente este test está compuesto por tres dimensiones de Cansancio Emocional (CE), Despersonalización (DP) y Realización Personal Reducida (RP) y cada una de ellas es evaluada en los siguientes ítems):

  • CE: consta de 9 ítems (1,2,3,6,8,13,14,16,20) que valoran la vivencia de estar exhausto a nivel emocional por las demandas del trabajo.
  • DP: está formada por 5 ítems (5,10,11,15,22) que miden el grado en que pueden reconocerse en uno mismo actitudes de frialdad y de distanciamiento relacional. La escala de despersonalización solo puede utilizarse para valorar la relación con el cliente, paciente o usuario del servicio y no es válida para evaluar las actitudes hacia los compañeros o colaboradores del trabajo.
  • RP: se compone de 8 ítems (4,7,9,12,17,18,19,21) que evalúan los sentimientos de autoeficacia y de realización personal en el trabajo.

          El modo en que el profesor deberá rellenar la escala será teniendo en cuenta esta puntuación: Grados de Intensidad: 0= Nunca; 1= Pocas veces a la semana; 2= Una vez al mes o menos; 3= Unas pocas veces al mes o menos; 4= Una vez a la semana; 5= Pocas veces a la semana; 6= Todos los días.

          El diagnóstico se realizará teniendo en cuenta estas puntuaciones (Altas puntuaciones en las dos primeras escalas y bajas en la tercera permiten diagnosticar el trastorno):

  • CE: puntuaciones de 27 o superiores son indicativas de un alto nivel de burnout. El intervalo 19-26 correspondería a puntuaciones intermedias, siendo las puntuaciones por debajo de 19 indicativas de niveles de burnout bajos o muy bajos.
  • DP: puntuaciones superiores a 10 serían nivel alto, 6-9 medio y menos de 6 bajo grado de despersonalización.
  • En contrapartida, la escala RP funciona en sentido opuesto a las anteriores: 0-33 puntos indicarían baja realización, 34-39 intermedia y más de 40 alta sensación de logro.

             Se ha considerado importante evaluar esta variable ya que actualmente son muchos los profesores que muestran sus quejas acerca de la frustración que sienten al no poder ejercer su profesión como les gustaría hacerlo y se ven incapaces de llevar adelante a un grupo  que no muestran ningún tipo de interés por lo que se les está enseñando. El cuestionario MBI se pasa a todos los profesores del centro para valorar a nivel general en que nivel de estrés podíamos situar a todos los profesores, y un segundo balance evaluar si el “síndrome de burnout” pudiera ser una de las causas concretas que esté afectando a este grupo en concreto. Fueron evaluados 40 profesores, a nivel general los resultados obtenidos fueron:

  •  Se tuvieron en cuenta diferentes variables nominales y se estudió la relación entre estas y las variables ofrecidas en el cuestionario MBI. Las variables en cuestión fueron: sexo, edad, estado civil, asignatura y años de experiencia.

 

  • <<<<<
     No se obtuvieron diferencias significativas de las valoraciones de las tres dimensiones estudiadas entre los dos sexos.

 

  • Tampoco existían diferencias significativas en las puntuaciones en relación a la edad (los grupos de edad operativizados fueron: 20 a 30 años, de 31 a 45 años, y 46 ó más años). En este caso sí encontramos diferencias significativas entre los diferentes grupos de edad, presentando una mayor puntuación en la subescala de Realización Personal Reducida el grupo de edad de 20 a 30 años y una mayor puntuación en la subescala de Cansancio Emocional el grupo de edad de 46 años o mayor.

 

  •  En cuanto a los análisis comparativos según su estado civil, se encontraron diferencias significativas entre solteros/as y casados/as, obteniendo una mayor puntuación en las tres subescalas los solteros.

 

  •  En la variable de asignatura obtuvimos también diferencias significativas, entre las puntuaciones de los profesores de asignaturas científicas (que presentaban puntuaciones superiores) y los profesores de asignaturas de humanidades y optativas, que presentaban puntuaciones menos elevadas.

 

  •  En cuanto a los años de experiencia, diferenciamos entre: experiencia igual o inferior a 4 años, de 5 a 15 años, mayores de 15 años. Encontramos igualmente diferencias significativas ente ellas. Los profesores con menor años de experiencia puntuaban significativamente más alto que lo profesores con más años de experiencia en la escala de Realización Personal Reducida y por el contrario los profesores con más años de experiencia puntuaban más alto en la escala de  Cansancio Emocional. En cuanto a la escala de Despersonalización no se hallaron diferencias significativas.

 

  •  A nivel general podemos decir que se obtuvieron altos niveles en las escalas de cansancio emocional y  realización personal reducida en 20 de los 40 profesores (entre los profesores del grupo en cuestión fueron 4 de los 10). El resto obtuvo una alta puntuación en la subescala de despersonalización. Con estos datos podemos hablar de un cansancio generalizado dentro del profesorado de este centro y en especial de esta clase. Concretamente se obtuvieron claros casos de síndrome de Burnout en dos profesores del aula en cuestión: el profesor de matemáticas y la profesora de Literatura; los demás profesores obtienen puntuaciones intermedias pero a tener en consideración, ya que aunque no están dentro del perfil del burnout si se encuentran rozando las puntuaciones más altas.

 

           Por todos estos datos consideramos de suma importancia una rápida intervención en este sentido. Los profesores son conscientes de este grave problema y se muestran muy interesados en poner rápidas y eficaces soluciones para resolverlo.

           Para mejorar esta situación se puede realizar un curso donde se trabajen técnicas para controlar los efectos fisiológicos del estrés, para así disminuir la sintomatología y creación de ansiedad. Las técnicas que se aplicarán serán:

  • Las Técnicas de Relajación
  • Las Técnicas de Respiración
  • Las Técnicas de Meditación y Relajación Mental

          El curso será anual con reuniones semanales de 30 minutos. Podrá tener acceso todos el personal del centro que esté interesado.

               ANEXO:      CUESTIONARIO MBI (MASLACH BURNOUT INVENTORY)

          El cuestionario MBI mide el desgaste profesional. Se complementa en 10-15 minutos y mide los 3 aspectos del síndrome:

  • Cansancio emocional.
  • Despersonalización.
  • Realización personal.

          Se trata de un cuestionario constituido por 22 preguntas, en forma de afirmaciones, sobre los sentimientos y actitudes del profesional en su trabajo y hacia los clientes o usuarios.

          Contesta frente a cada una de las 22 preguntas, en función a la siguiente escala de frecuencia:

0 Nunca

1 Pocas veces al año o menos

2 Una  vez al mes o menos

3 Una vez  a la semana

4 Pocas veces a la semana

5 Todos los días

Indicaciones:

  • Contesta a las frases siguientes indicando la frecuencia con que se experimenta ese sentimiento.
  • Se usa el término “persona” para señalar a los sujetos a los que se proporciona el servicio (por ejemplo: clientes, usuarios..)

 Preguntas:

1. Me siento emocionalmente agotado por mi trabajo.           

2. Me siento cansado al final de la jornada de trabajo.          

3. Me siento fatigado cuando me levanto por la mañana y tengo que enfrentarme con otro día de trabajo. 

4. Fácilmente comprendo como se sienten los clientes o usuarios.          

5. Creo que trato a algunas personas como si fueran objetos impersonales.      

6. Trabajar todo el día con personas es un esfuerzo. 

7. Trato muy eficazmente los problemas de las personas.    

8. Me siento “quemado” por mi trabajo. 

9. Creo que estoy influyendo positivamente con mi trabajo en la vida de las personas.           

10. Me he vuelto más insensible con la gente desde que ejerzo esta profesión o tarea.          

11. Me preocupa el hecho de que este trabajo me esté endureciendo emocionalmente.         

12. Me siento muy activo. 

13. Me siento frustrado con mi trabajo.  

14. Creo que estoy trabajando demasiado.      

 15. No me preocupa realmente lo que ocurre a algunas personas a las que doy servicio      

16. Trabajar directamente con personas me produce estrés.           

 17. Fácilmente puedo crear una atmósfera relajada con las personas a las que doy servicio.           

18. Me siento estimulado después de trabajar en contacto con personas.           

19. He conseguido muchas cosas útiles en mi profesión o tarea.  

20. Me siento acabado.     

21. En mi trabajo trato los problemas emocionales con mucha calma.      

22. Siento que las personas que trato me culpan de algunos de sus problemas.          

Evaluación:

Aspectos Evaluados 

Preguntas. Respuesta a sumar 

Total 

Cansancio emocional 

1, 2, 3, 6, 8, 13, 14, 16, 20 

  

Despersonalización 

5, 10, 11, 15, 22 

  

Realización personal 

4, 7, 9, 12, 17, 18, 19, 21 

  

 

Cansancio emocional Se valora la vivencia de estar exhausto emocionalmente por las demandas del trabajo. Puntuación máxima 54
Despersonalización Se valora el grado en que cada uno reconoce actitudes de frialdad y distanciamiento. Puntación máxima 30
Realización personal Evalúa los sentimientos de auto eficacia y realización personal en el trabajo Puntuación máxima 48

 

Se considera que las puntuaciones son bajas entre 1 y 33. Puntuaciones altas en los dos primeros y baja en el tercero definen el síndrome.

 

 

  BIBLIOGRAFÍA:

 

-CRESAS (1986): El fracaso escolar no es una fatalidad. Buenos Aires: Ed. Kapelusz

 

-LURCAT, L. (1990): El fracaso y el desinterés escolar en la escuela primaria. Barcelona: Gedisa.

 

-MOLINA GARCÍA, S. GARCÍA PASCUAL, E. (1984): El éxito y el fracaso escolar en la EGB. Barcelona:  Ed. Laica.

 

DIRECCIONES INTERNET:

 

www.psicopedagogia.com

www.ciudadredonda.org

www.educacion.idoneos.com

www.todopsicologiainfantil.com

www.psicologia-online.com

http://fs-morente.filos.ucm.es

www.uam.es

 

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.