MULTICULTURALIDAD EN LAS AULAS

Autora: Gema Terrazas Orozco

          En una sociedad de transformaciones en la que todos estamos conectados entre sí desde cualquier lugar del mundo, y donde las culturas de mezclan, estos cambios aparecen en la “estructura tradicional” de nuestras aulas.

            Hasta hace poco tiempo, todos nuestros alumnos (con sus necesidades e intereses) vivían bajo la misma cultura e ideología. Sin embargo, y ya en la actualidad, podemos encontrar alumnos y alumnas de diferente raza, religión y cultura.

            Esta situación ha traído consigo otras de racismo y discriminación que, desgraciadamente, observamos en los centros educativos y en la sociedad en general.

             Es necesario, como docentes, mantener en nuestras aulas una armonía, respetando y enseñando a respetar estos matices que nos diferencian unos de otros. Es de vital importancia que desde las aulas se vivencien estos valores para que los alumnos y alumnas apliquen estas enseñanzas fuera del aula, en su vida cotidiana.

          Para ello, debemos adoptar una práctica educativa donde enseñemos a aprender de los demás, y alcancemos así el fin último de la educación: preparar hombres y mujeres que sepan vivir en sociedad.

          De este modo, el Decreto 82/2007, por el que se establece el currículo extremeño, recoge esta situación y nos fija, para ella, un objetivo: “Conocer, comprender y respetar las diferentes culturas y las diferencias entre las personas, la igualdad de derechos y oportunidades de hombres y mujeres y la no discriminación de personas con discapacidad.”

           Para desarrollar estos objetivos contamos con numerosos recursos que nos son de gran ayuda. Así, por ejemplo, contamos con el área de educación para la ciudadanía, que constituye un medio donde podemos trabajar estos valores, y desde aquí, transmitirlo al resto de las materias.

          Pero no debemos esperar a que los alumnos alcancen el sexto curso para enseñar a respetar. Desde el primer ciclo debemos incluir en nuestro quehacer diario las ventajas de escuchar a los demás, de conocer sus opiniones y sentimientos; así como sus convicciones.

            Por lo tanto, me gustaría resaltar que, a través de pequeñas actividades: debates, charlas, así como situaciones que se presenten en el aula, podemos educar a los alumnos y alumnas en la diversidad, en el respeto, en la valoración y aceptación de los demás; partiendo de lo más cercano a ellos (el aula, los compañeros y maestros), para que después apliquen estas enseñanzas fuera del contexto educativo y aprovechando las numerosas vías desde las cuales trabajar la culturalidad en las aulas, creando así un clima de compañerismo e igualdad.

           Con ello, estaremos desarrollando personas respetuosas, sensibles, abiertas a nuevas experiencias desde el respeto y la igualdad y estaremos contribuyendo a la desaparición de nefastas situaciones de racismo y discriminación.

             Para finalizar, me gustaría que comencemos a reflexionar sobre esta situación, cada vez más presente, en nuestras aulas: Debemos educar al alumnado para saber vivir en una sociedad de cambios, en la que todos tenemos algo que enseñar a los demás y algo de lo que aprender.

          William Shakespeare pronunció una frase que bien nos ayuda a la reflexión sobre el tema de la multiculturalidad: “Hemos venido a este mundo como hermanos; caminemos, pues dándonos la mano y uno delante de otro”.


 

BIBLIOGRAFÍA:

  • LEY ORGÁNICA, 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación, BOE, número 106 de 4/5/2006, páginas 17158 a 17207
  • DECRETO 82/2007, de 24 de abril, por el que se establece el Currículo de Educación Primaria para la Comunidad Autónoma de Extremadura, DOE, 3 de mayo de 2007, núm.50, p.7825-7929.
  • Buscador google.

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.