EL LENGUAJE NO VERBAL DEL PROFESOR, PARTICULARMENTE DE EDUCACIÓN FÍSICA, INFLUYE EN LA MOTIVACIÓN DEL ALUMNO

Autora: Milagros García Habernau

          En la actualidad la motivación es uno de los temas de mayor preocupación entre los profesores, ya que es uno de los motivos por los que los chicos no obtienen un buen rendimiento. A pesar de los múltiples enfoques, podemos definir a la motivación como el conjunto de procesos implicados en la dirección, activación y persistencia de la conducta. Se está motivado cuando existe la  voluntad de hacer algo y además somos capaces de perseverar en el esfuerzo que ese algo requiera durante el tiempo necesario para conseguir el objetivo que nos hayamos propuesto.

           Existen variables personales e internas y aquellas otras externas, procedentes del contexto en el que se desenvuelven los alumnos, que los están influyendo y con los que interactúan. Vamos a centrarnos aquí en el lenguaje no verbal del profesor hacia el alumno, que estaría dentro de las variables contextuales de la motivación.

           Es un hecho constatado que las interacciones sociales que el estudiante mantiene con los otros (padres, profesores y compañeros) tienen importancia en el desarrollo del autoconcepto. Dicha información lo condiciona a desarrollar, mantener y/o modificar la imagen que tiene de sí mismo, la que repercutirá inevitablemente en su motivación y rendimiento académico. Podemos afirmar que tanto la actuación del profesor como las interacciones académicas y sociales de los estudiantes juegan un papel importante en el desarrollo del autoconcepto. 

            Cuando no se da  lugar a una interacción de respeto, de comprensión del profesor hacia alumnos/as, tanto verbal como no verbalmente,  por ejemplo a través de la distancia en vez de mantenerse próximos como signo de escucha; postura de dar de espaldas; el cambio de dirección de mirada de atención hacia el alumno que está hablando; con tono y volumen elevado y gruñón hacen o no motivar al alumno, y que las clases lleguen a ser un lugar teñido de tormentas y borrascas o puedan ser un lugar donde el alumno sea reforzado, para aumentar su autoestima, y como consecuencia su autoconcepto permitiendo el desarrollo social y personal, afectivo; en definitiva, además de desarrollarse integralmente, que sea feliz, tal y como se dice en la Ley Orgánica 2/2006 de Educación.

          El lenguaje no verbal, tanto proxémico, postural, dirección de la mirada, paralenguaje y movimientos,  va a influir en todas las clases de la educación básica obligatoria, y, como no, en las clases de Educación Física, cuyos ejes principales son el cuerpo y el movimiento y donde los alumnos se encuentran en constante movimiento en relación a los demás.

          El término “proxémica” fue propuesto por el antropólogo Edward T. Hall  en 1963  para describir las distancias medibles entre las personas mientras estas interaccionan entre sí. El término “proxemia” se refiere al empleo y a la percepción que el ser humano hace de su espacio físico, de su intimidad personal; de cómo y con quién lo utiliza.

          La mirada es un elemento fundamental en la comunicación no verbal. No solo transmitimos información mediante palabras. También los ojos cumplen un papel determinante en el proceso comunicativo.

           El lenguaje corporal,  que es lo que se  trasmite por medio de movimientos o gestos, delata completamente tus sentimientos o percepción acerca de la persona con la que está interactuando.

           El paralenguaje es la comunicación donde se hace énfasis al componente vocal de un discurso, una vez que le hemos eliminado su contenido. No es importante el qué se dice, sino el cómo se dice. Dentro del paralenguaje se encuentra el volumen de la voz, la entonación, el ritmo, las  pausas. El paralenguaje también es utilizado en la expresión escrita para que sea entendible el texto. En otras palabras, es un tipo de comunicación no verbal que ayuda a la comunicación verbal.


 

CONCLUSIÓN: 

          Una premisa de la que debemos partir es que es imposible no comunicar, es decir, siempre vamos a comunicar algo, a pesar de que nosotros no queramos hacerlo. Cuando comunicamos, no solo lo hacemos a través de la palabra (lenguaje verbal) sino que también entra en juego lo que dicen nuestra mirada, la posición de nuestras manos, la actitud corporal , etc (lenguaje no verbal).

          En la medida en que la comunicación verbal y la no verbal coincidan, estaremos siendo más coherentes, y por ende, más creíbles, por lo que daremos una mejor primera impresión.

          La actuación del profesor a través de todos sus mensajes, verbales y no verbales,  va a  influir positivamente y negativamente en el interés por el  aprendizaje.


 

BIBLIOGRAFÍA:

  • ACOSTA,M Y OTROS (1999): Psicología del desarrollo y de educación en edad escolar.  S.A , Valladolid.
  •  ALONSO TAPIA, J. (1995): Motivación y aprendizaje en el aula.
  • Cómo enseñar a pensar. Santillana, Madrid. 
  • BURÓN, J. (1995). Motivación y aprendizaje. Mensajero, Bilbao.

LEYES:

  • LEY ORGÁNICA, 2/2006, de 3 de Mayo, de Educación, BOE, número 106 de 4/5/2006, páginas 17158 a 17207

 PÁGINAS WEB

  • http://es.wikipedia.org/wiki

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.