EL ENFOQUE ORAL Y LA ENSEÑANZA SITUACIONAL DE LA LENGUA

Autora: Salvia Lois Lugilde

En este artículo se pretende hacer una breve síntesis sobre las principales características y aportaciones del enfoque oral y, posteriormente, por evolución de alguna de sus características, de la enseñanza situacional de la lengua.

A finales del siglo XIX, la aparición método directo había provocado una revolución en el paradigma metodológico de la enseñanza de segundas lenguas, relegando en numerosas escuelas al tradicional enfoque de la gramática-traducción. No obstante, una de las principales críticas que se le hacía a este paradigma era el de la carencia de una base científica y metodológica fuerte.

Así, en este contexto, durante las primeras décadas del siglo XX, un grupo de lingüistas británicos se centraron en establecer las bases teóricas de la enseñanza de lenguas extranjeras, en parte debido a esa necesidad de dar al método directo una solidez metodológica de la que carecía. Los lingüistas más importantes dentro de este movimiento de reforma, que se condensó en el llamado enfoque oral o, posteriormente, el método situacional de la lengua, fueron Palmer y Hornby  Dos fueron los aspectos que estos especialistas tuvieron en cuenta a la hora de elaborar sus teorías:

  • El vocabulario era uno de los aspectos más fundamentales en la enseñanza, por lo que se desarrollaron principios sobre el control del vocabulario; esto se realizó a través de estudios de recuento de frecuencias de palabras que se condensaron en una guía con el vocabulario necesario para aprender a hablar inglés como lengua extranjera. Así, este tipo de iniciativas mostraron el interés por establecer, por primera vez en la historia, las bases para la elaboración de programas en la enseñanza de lenguas.
  • El control de la gramática, considerada como la estructura subyacente de cualquier oración en la lengua oral, era el otro elemento central de esta teoría. Sin embargo, esta concepción gramatical nada tenía que ver con la del método gramática-traducción, ya que este último se basaba en una especie de gramática universal válida para el estudio de todas las lenguas. Como en el caso del vocabulario, estos lingüistas elaboraron un estudio sistemático de aquellas estructuras gramaticales más importantes de la lengua inglesa y, que, posteriormente, en 1953, fueron incorporadas al primer diccionario para la enseñanza/aprendizaje del inglés como lengua extranjera.

Como se puede observar, la teoría en la que se apoya este enfoque, sobre todo a partir de los años 50 cuando adquiere la nomenclatura de enseñanza situacional de la lengua,  es el conductivismo de formación de hábitos; es un aprendizaje de este tipo en el sentido de que el significado de las palabras y las estructuras gramaticales es inferido o deducido de la forma en que es utilizado en una situación dada. De hecho, se establecieron una serie de principios sistemático de tres tipos diferentes: de selección, por los que se elegía el léxico y la gramática; de gradación, es decir, aquellos principios a través de los cuales se establecía la organización y secuenciación del contenido; y, por último, de presentación, esto es, las técnicas utilizadas para la presentación y puesta en práctica de determinados elementos.

De esta manera, durante los años cincuenta y sesenta el enfoque situacional de la lengua se extendió por muchos países y se desenvolvieron muchos de los materiales fundamentales para la enseñanza del inglés como lengua extranjera. Sus principales características fueron las siguientes:

  • Como se consideraba que el habla era la base de la lengua, la enseñanza tenía que empezar obligatoriamente con la lengua oral. Consecuentemente, los materiales se mostraban oralmente antes de presentarlos de forma escrita.
  • La lengua de expresión en la clase era fundamentalmente la extranjera.
  • Los aspectos lingüísticos nuevos se practicaban y se adquirían en situaciones.
  • Para asegurar el aprendizaje del vocabulario considerado esencial se recurría a procedimientos de selección de palabras.
  • Siguiendo el principio de que los elementos gramaticales más simples deben ser introducidos antes que los más complejos, se graduaba la gramática.
  • Una vez que hubiese establecido una base léxica y gramatical imprescindible se introducía la lectura y la escritura.

Este enfoque y muchos de sus procedimientos continuaron vigentes durante los años ochenta, impartiéndose a la mayor parte del profesorado de inglés como lengua extranjera. Sin embargo, es en el fin de la década de los sesenta cuando empiezan a surgir las primeras aproximaciones de las metodologías de tipo comunicativo, muy vigentes hoy en día (enfoque comunicativo, por tareas…).

BIBLIOGRAFÍA

Sánchez Pérez, Aquilino (1997): Los métodos en la enseñanza de idiomas. Evolución histórica y análisis didáctico. Madrid: SGEL.

Richards, J. C. y Rodgers (2003): Enfoques y métodos en la enseñanza de idiomas.  Cambridge: Cambridge University Press.

http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/enfoqueoral.htm

http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/ensenanzasituacional.htm

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.